jueves 27 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

“Yo le daría la baja al policía responsable”

Después de una nueva fuga de un detenido de la comisaría Primera. Cargó toda la culpa al uniformado porque –dijo- que “era su responsabilidad” vigilarlo. Además reconoció que el edificio de la dependencia no reúne las condiciones mínimas de seguridad.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
21 de septiembre de 2006 - 00:00
Después de producida una nueva fuga de un peligroso delincuente de las instalaciones de la comisaría Primera, el comisario mayor Carlos Cisterna, jefe de Unidad Regional 1, cargó todas las culpas contra el suboficial Edgardo Nicolás Castro, porque era él quien en ese momento se encontraba al cuidado del detenido. El jefe policial fue tajante y contundente y en diálogo con EL ANCASTI opinó con severidad: “Yo le daría inmediatamente la baja al policía que debía custodiar al detenido porque era su responsabilidad”.

Paralelamente, Cisterna reconoció que el edificio donde funciona la comisaría “no reúne las condiciones mínimas de seguridad, ya que los edificios que albergan personas detenidas tienen que estar destinadas para tal fin porque un edificio con salida perimetral a otros patios de oficinas públicas favorece siempre a los detenidos”.

Cabe señalar que Juan Daniel Funes Gramajo se fugó el martes alrededor de las 13.40 en un aparente descuido del policía que debía custodiarlo, momentos antes de ser trasladado al Servicio Penitenciario. Pese a que de inmediato se montó un operativo de búsqueda, hasta el momento no se pudo dar con el paradero del sujeto.

Ocurrido el hecho se dio intervención a la Unidad Judicial Nº 1 para investigar la fuga y también al fiscal de instrucción de quien dependía el detenido. Asimismo, en la faz administrativa se iniciaron actuaciones sumariales para determinar las responsabilidades del caso.

Sobre este punto, Cisterna comentó que se realizará a través de la Sección Sumarios Administrativos de la Jefatura y entre las sanciones que se pueden aplicar en un caso como éste van desde el simple apercibimiento hasta la baja definitiva, al margen de las medidas que tome la justicia por su lado.

“Ellos investigan si hay alguna actitud que haga presumir que al personal policial involucrado le cabe la sospecha de algo”, explicó.



Fugas

Cisterna se refirió a las demás fugas que ya se registraron en la misma seccional e indicó que “en el caso del escape de Olarte (un peligroso asaltante tucumano) se produjo durante un horario de visita, cuando había mucha gente y él aprovechó seguramente esa circunstancia”.

“Desgraciadamente los edificios no están en condiciones para albergar a tantas personas privadas de la libertad y en un horario de visita se complica todo, porque la cantidad de gente se duplica y se triplica porque a cada detenido lo visitan dos o tres personas” señaló.

En cuanto a que los presos que se han escapado de esa jurisdicción eran de otras provincias estimó que “generalmente quienes delinquen en la provincia y son de otras jurisdicciones vienen con experiencias mayores”.

En ese sentido, admitió que para el futuro “tendremos que tener muchos más cuidado y estar más atentos a eso, ya que estas cosas son atribuibles a un montón de factores, entre ellos la confianza que se tenga con el detenido, las diversas tareas que tiene la guardia o la salida de urgencia del personal por algún ilícito, con lo cual la guardia queda disminuida”.

Cisterna se mostró preocupado y admitió: “Sabemos que la gente no debe encontrar explicación a estas fugas; nosotros tampoco, pero vemos el problema desde otra óptica. Obviamente no estamos tranquilos por estos hechos y por eso se ha iniciado una investigación pormenorizada al respecto”.
Temas
Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Rescate. Foto: Ministerio de Seguridad

Te Puede Interesar