sábado 15 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

A juicio por violar a una niña de 11 años

El hecho ocurrió en agosto de 2004. La niña fue a la casa del acusado a copiar las tareas del hijo del imputado. Para quedar solo con la menor, mandó a su hijo y al hermano de la niña a cerrar una tranquera que quedaba a un kilómetro de distancia.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
19 de septiembre de 2006 - 00:00
Un hombre de 36 años, que está acusado de violar a una niña de 11 años, y luego amenazarla con un arma de fuego, fue enviado a juicio por el fiscal de instrucción Nº 3, Alejandro Dalla Lasta. El deleznable suceso ocurrió en agosto de 2004 en una localidad del interior del departamento El Alto, en la vivienda del mismo imputado.

Gavaise está acusado de “abuso sexual con acceso carnal y coacción agravada en concurso real”, porque tras ultrajar a la menor extrajo un arma de fuego y prometió matarla si ella contaba lo sucedido.

El hecho que se le imputa a Gavaise ocurrió cuando la víctima concurrió a su casa junto a un hermano menor, al que acompañaba para que pidiera la tarea escolar al hijo del imputado. Éste, valiéndose de una argucia, envió a los dos varoncitos a cerrar la tranquera de su propiedad, distante a un kilómetro de la casa.

El tiempo que les llevó a los niños recorrer el camino de ida y vuelta fue suficiente para que el acusado accediera a la niña y luego la amenazara de muerte.

En su defensa, Gavaise negó los hechos y denunció la existencia de relaciones incestuosas en el seno de la familia de la víctima, al punto de atribuir al abuelo de la niña el haber abusado de ella. También atribuyó a la denuncia en su contra problemas personales entre él y la familia de la niña, porque les negó que usaran su propiedad como zona de paso.



En contra

Sin embargo, el testimonio de la menor fue duro y contundente al revelar en pocas palabras el desconocimiento que ella tenía sobre relaciones sexuales hasta vivir el traumático suceso. Sus dichos fueron avalados por su hermanito, que contó que cuando regresó con el hijo de Gavaise de cerrar la tranquera entró en la casa y se dirigió a la habitación matrimonial a ver televisión, observó al imputado desnudo en la cama con la niña. Sorprendido, Gavaise corrió a los dos varoncitos hacia la cocina y luego de vestirse salió sin decir palabra.

Para el fiscal Dalla Lasta, la versión de la víctima se vio abonada por prueba independiente que se encuentra agregada a la causa. Entre ella figuran los exámenes médicos practicados por una médica de El alto y también por el forense Carlos Romero, que observaron la existencia de lesiones genitales recientes.

Asimismo, el informe psicológico destaca entre otros aspectos que la víctima no posee “rasgos que aludan a una propensión a la fabulación o confabulación”. En igual sentido, se manifestó otro profesional que practicó un examen sobre el hermano de la víctima.

A esto se sumó, el secuestro de un revólver marca Saurio, modelo 500, calibre 22 y de color negro, arma con la cual el encartado habría amenazado a la menor para que no cuente lo sucedido aquel día.

Temas
Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
brutal femicidio en santiago del estero

Te Puede Interesar