miércoles 19 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Corría picadas y se estrelló contra una casa

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
17 de septiembre de 2006 - 00:00
RECREO. Un joven de alrededor de 24 años salvó milagrosamente su vida, luego de protagonizar un violento accidente mientras corría picadas por las calles céntricas de esta ciudad y terminó estrellado contra una casa en construcción. El conductor sufrió una fractura en una de sus costillas y otras lesiones, mientras que los acompañantes que iban con él también sufrieron lesiones leves y el automóvil quedó totalmente destrozado.

Así fue confirmado por fuentes policiales, quienes indicaron que el accidente fue protagonizado por Rubén Darío Pérez, hijo de un policía retirado, quien iba al mando de un Ford Taunus color gris. Según confirmaron varios testigos, junto a otro vehículo que no fue identificado realizaba picadas por la calle San Martín cuando repentinamente perdió el control de su automóvil.

Aparentemente, Pérez había salido de un boliche o local nocturno junto a un grupo de amigos y decidieron hacer picadas.

Por razones, que aún se intenta establecer por medio de las pericias accidentológicas, el joven conductor perdió el control del vehículo y aparentemente intentó una maniobra para ingresar a un Pasaje, pero la alta velocidad que llevaba el vehículo, le impidió terminar la maniobra y terminó estrellándose contra una obra en construcción.

El vehículo subió a la vereda, atravesó montículos de escombros y linteles de hormigón, y terminó en una de las habitaciones de la construcción. La violencia del impacto fue tal que la batería del automóvil salió despedida e impactó contra una pared a unos 3 metros de altura.

Los acompañantes de Pérez, según narraron testigos que iban a trabajar a esa hora, salieron como pudieron del automóvil y se fueron por sus propios medios. En tanto que el conductor tuvo que ser asistido por una unidad de emergencias que lo llevó hacia el hospital local dados los golpes que presentaba.

El hecho es investigado por la policía de Recreo, ya que al no haber terceros damnificados, no se labraron actuaciones judiciales.

Las autoridades manifestaron su preocupación ante la reiteración de este tipo de hechos que se suceden periódicamente los fines de semana luego de la salida de bailes, boliches y fiestas, cuando jóvenes alcoholizados y al volante convierten las calles en pistas de carrera poniendo en riesgo tanto su seguridad como la de terceros.
Temas
Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
murio tras la explosion de un aire acondicionado

Te Puede Interesar