miércoles 18 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Seguirán detenidos dos acusados de un aberrante ultraje

Son dos jóvenes de apellidos Carrizo y Gutiérrez. Se los acusa de haber golpeado y amenazado con un cuchillo a una joven para mantener sexo con ellos y con otro hombre. Todo habría sucedido en presencia de una amiga de la víctima, quien también fue golpeada.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
14 de septiembre de 2006 - 00:00
ANDALGALÁ - El juez de Garantías de Andalgalá, Rodolfo Cecenarro, confirmó ayer la detención de dos jóvenes, oriundos de esta cabecera departamental, quienes habrían cometido un aberrante ultraje contra una joven de 19 años a quien amenazaron con un cuchillo, la golpearon y la obligaron a mantener relaciones sexuales con ellos mismos y con otra persona, también bajo amenazas.

El caso, que causó una conmoción en los vecinos de la ciudad, se conoció a mediados de agosto pasado, luego de que la joven pudiera radicar la denuncia.

Los acusados son de apellidos Carrizo y Gutiérrez -se evitará dar mayores precisiones por cuestiones legales- quienes fueron acusados de los delitos de abuso sexual con acceso carnal, abuso sexual gravemente ultrajante, lesiones leves y amenazas.

La investigación de los hechos corrió por cuenta de la fiscal de Instrucción de Andalgalá, Marta Graciela Nieva, quien ordenó la captura de los sospechosos apenas el hecho fue denunciado por la víctima. Carrizo fue apresado casi en forma inmediata por la Policía, pero Gutiérrez -tal como lo publicó El Ancasti- fue capturado una semana después cuando efectivos de la comisaría departamental lograron encontrarlo escondido en la localidad de Las Chacritas.

De acuerdo a la investigación que se desplegó sobre el caso, los ultrajes habrían ocurrido durante la madrugada del 7 de agosto pasado, entre las 2.30 y las 7 de la mañana, momento en que la víctima logró escaparse y dar aviso a la Policía.

Carrizo y Gutiérrez habrían llegado a la casa de una amiga de la joven víctima, y para ingresar escalaron un portón de chapa sorprendiendo a las personas que había dentro de la casa: la denunciante, su amiga -que a la vez sería ex pareja de uno de los acusados- y un hombre mayor de edad.

Todos los moradores fueron amenazados con un arma blanca por los sospechosos, y los obligaron a ingresar a una habitación donde además rompieron un placard, tiraron al suelo un televisor y realizaron diversos destrozos.

Completamente fuera de control, los acusados golpearon a la víctima y al hombre, para luego obligarlo a mantener relaciones sexuales con la joven mientras le colocaban un cuchillo en la garganta. Carrizo habría tomado luego el lugar del hombre y también ultrajó a la víctima, todo en presencia de su amiga y del otro acusado. Posteriormente de nuevo amenazaron a la víctima para obligarla a mantener sexo oral con ambos.



Aberrante

Mientras todo ocurría, tanto la joven de 19 años como su amiga eran golpeadas y amenazadas con el arma blanca. Los acusados entonces advirtieron que una de las muchachas tenía una lesión producto de los golpes, por lo que decidieron llevarla al Hospital zonal. El traslado hasta el centro de salud se habría realizado en un automóvil de color rojo con chapa de taxi, propiedad de la madre de uno de los sospechosos.

Mientras los médicos atendían a la chica herida, los acusados nuevamente habrían obligado a la denunciante a tener sexo oral con ambos, para lo cual la amenazaron colocándole el cuchillo en el cuello, a la altura de la oreja izquierda.

Todo el calvario vivido por la joven de 19 años habría concluido en una finca de la zona de Choya, en esta cabecera departamental, donde alrededor de las 7 logró escaparse para dar aviso a la Policía.

Según se precisó, Carrizo fue formalmente imputado por los delitos de abuso sexual con acceso carnal (1 hecho), abuso sexual gravemente ultrajante en forma reiterada (2 hechos) y lesiones leves. Gutiérrez, en tanto, fue imputado por abuso sexual gravemente ultrajante (2 hechos) y amenazas (1 hecho).

En la audiencia de control de detención, la fiscal solicitó que el juez mantenga bajo prisión a los acusados en virtud de la peligrosidad de ambos, cuestión que fue contemplada por Cecenarro para confirmar la detención de los dos acusados.
Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Edgar Bacchiani. Hoy será llevado al penal

Te Puede Interesar