lunes 23 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Penas en suspenso para dos acusados por lesiones graves

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
13 de septiembre de 2006 - 00:00
El tribunal de la Cámara Penal Nº 2 declaró a Raúl Eduardo Nieva (36) y Félix Marcelo Barrionuevo (35) coautores del delito de “lesiones graves” y les aplicó una pena de 3 años de prisión en suspenso a cada uno -no irán a la cárcel-, además de un resarcimiento económico de 59.000 pesos para las víctimas y las costas del juicio e intereses acumulados. Los imputados fueron juzgados y condenados por un hecho ocurrido en la madrugada del 27de enero de 2000 en la ciudad de Tinogasta, cuando le propinaron una golpiza a Domingo Pereyra (45) quien, como consecuencia de esa agresión, perdió la visión de su ojo derecho.

Así fue resuelto en forma unánime durante la mañana de ayer por los jueces Jorge Álvarez Morales, Rodolfo Bustamante y Santiago Olmedo de Arzuaga. La pena para Nieva fue igual a la solicitada por el fiscal Gustavo Bergesio en su alegato de la jornada del lunes. Aunque para el caso de Barrionuevo, fue más severa todavía, ya que el fiscal había considerado que fue partícipe necesario del hecho, mientras que el tribunal entendió que su participación fue en grado de coautor del hecho incriminado.

El hecho ocurrió en la madrugada de aquel día cuando los imputados interceptaron a la víctima en una de las calles céntricas de la ciudad de Tinogasta y lo invitaron a bajar de su vehículo. Una vez fuera del automóvil, Nieva, quien tenía una disputa de origen familiar con Pereyra, comenzó a golpearlo severamente, mientras que Barrionuevo lo sostenía desde atrás impidiendo que pudiera realizar cualquier maniobra defensiva.

La agresión cesó luego de la intervención de otras dos personas que llegaron hasta el lugar del hecho y los separaron. Esos dos testigos declararon durante el desarrollo del juicio y complicaron a los imputados.

Como consecuencia de la agresión, Pereyra sufrió un desprendimiento parcial de retina, que luego, con el transcurso del tiempo, se agravó de tal forma que perdió totalmente la visión del ojo derecho, cuando finalmente la retina se desprendió del todo. Además, había sufrido una fractura del tabique nasal que le acarreó luego otros problemas de salud.

Por ello, las abogadas Leticia Llopis y Eliana Bustos, representantes de Pereyra -actor civil y querellante particular en la causa- habían reclamado penas de 3 años y medio para los acusados y un resarcimiento superior a los 150.000 pesos en concepto de daños morales, patrimoniales y lucro cesante.

En tanto, por la defensa de Nieva, los abogados Marcos Denett y Gustavo Sierralta habían pedido la absolución de su asistido al entender que él había respondido a una agresión previa de la víctima.



En suspenso

Al dar a conocer el fallo, el tribunal dejó asentada la advertencia de que los imputados deberán abstenerse de tomar cualquier tipo de contacto con el damnificado o con cualquier integrante de su familia, ya que todos están radicados en la ciudad de Tinogasta. La pena para los dos imputados fue dejada en suspenso y se dictaron normas de conducta durante dos años para Nieva y Barrionuevo.
Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Julián Frías se encuentra en estado delicado en el Hospital

Te Puede Interesar