sábado 21 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Casaron la destitución del juez Ernesto Cano

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
13 de septiembre de 2006 - 00:00
Los abogados José Furque y Ángel Granizo presentaron un recurso de casación en contra de la destitución de José Ernesto Cano como juez de la Sexta Circunscripción Judicial con asiento en Recreo, departamento La Paz. El recurso, que fue presentado en días pasados aunque recién trascendió hoy, acusa fundamentalmente de actuar “con parcialidad” a los miembros del tribunal que votaron para que se destituyera del cargo a Cano, el procurador Enrique Lilljedahl, los legisladores oficialistas Víctor Luna y Mario Perna, y el abogado del foro Ricardo Ruiz.

Cano fue destituido en agosto pasado por el Tribunal de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios Judiciales, con la mayoría de los miembros mencionados y la disidencia del diputado Fidel Sáenz y del abogado Ricardo Perrotta. Al ahora ex magistrado se le imputó el “incumplimiento de los deberes de funcionario público”, porque supuestamente abandonó la jurisdicción a su cargo sin solicitar autorización a Superintendencia de la Corte de Justicia ni activar el mecanismo de subrogancias, tal como lo establecen las acordadas de la Corte de Justicia.

Para los jueces que votaron a favor de la separación del cargo de Cano, el incumplimiento de los deberes de éste afectaron directamente la administración de justicia en la jurisdicción del departamento La Paz. El recurso de casación fue presentado en la Secretaría Penal de la Corte de Justicia el lunes 4 de septiembre pasado y ahora el Jury deberá revisar la presentación para determinar si reúne las condiciones formales para ser aceptado. En ese caso, pasará para el análisis de la Corte de Justicia de Catamarca, que deberá conformarse con jueces de cámara, dado que Oviedo fue recusado y admitió la recusación; que Cáceres no puede intervenir porque fue él quien denunció y pidió el juicio político de Cano, y que Sesto de Leiva no aceptó subrogar en el tribunal porque, según señaló, había adelantado opinión sobre el tema. Así las cosas, es un hecho que la Corte de Justicia se deberá integrar en este caso con la totalidad de jueces de cámara.



Motivos

Granizo explicó a este diario que en el recurso de casación se consideró que parte del tribunal incurrió en “falta de imparcialidad”, lo que “vulneró la garantía de defensa en juicio” de su cliente, el juez Cano.

También recordó que antes de iniciarse el proceso oral y público se había recusado al procurador Lilljedahl, por lo que, según se entiende, el tribunal debió haber sido presidido por un juez de cámara. Sobre este punto, los abogados defensores de Cano hicieron reserva del caso federal.

Asimismo, en el escrito presentado consideran que Cano fue juzgado dos veces por un mismo hecho, ya que se incluyó en la acusación las dos sanciones disciplinarias que recibió por ausentarse sin aviso de la jurisdicción.

Sobre la casación de una decisión tomada por un Tribunal de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios Judiciales, cabe recordar que la jurisprudencia sentada por la Corte Suprema de Justicia admite que estos fallos son casables, postura que hasta hace poco no era compartida por la corte local.
Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Cristián Rojo, propietario de Callvu. 

Te Puede Interesar