sábado 28 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Un joven se quitó la vida

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
6 de diciembre de 2006 - 00:00
TINOGASTA (C) - Un joven de apenas 19 años se quitó la vida al descerrajarse un tiro con una escopeta calibre 16 en el fondo de la casa de su padre, en la localidad de Copacabana a unos 20 kilómetros al sur de esta ciudad, sobre ruta nacional 60. El hecho habría ocurrido el domingo por la noche, pero su cuerpo sin vida fue encontrado recién ayer en horas de la mañana.

Así fue confirmado por fuentes policiales, las que detallaron que se trata de Lucas Matías Nieva, quien había desaparecido de su casa el domingo por la noche. El lunes por la tarde, sus familiares informaron a la Policía y se montó un operativo de rastrillaje que suspendieron a la medianoche por la oscuridad reinante, para reiniciarlo el alba del martes.

Fue en las primeras horas de ayer cuando el cuerpo fue encontrado a unos 100 metros al fondo de la casa de su padre, donde sólo hay maleza, deteriorado por el avanzado estado de descomposición y por la acción de alimañas. Por ello, los investigadores especularon con la probabilidad de que la muerte se haya producido el mismo domingo por la noche. Su padre lo reconoció por la ropa, que era la misma que llevaba el domingo: zapatillas, un jeans azul y una remera roja y azul.

La hipótesis de suicidio tomó más cuerpo cuando su abuela dijo que el domingo, alrededor de las 21, escuchó a lo lejos un disparo, pero no le dio demasiada importancia puesto que es una zona rural donde se acostumbra espantar a los zorros.

A unos 2 metros del cuerpo se encontraba el arma que el joven le había sacado a otro familiar para cumplir con su propósito.

Según se pudo establecer, el fallecido vivía con una tía en la misma localidad, en una casa distinta a la de sus padres, y se desempeñaba como jornalero. Sus días transcurrían entre su trabajo, sus familiares en la localidad de Copacabana y sus amigos, con quienes había estado el sábado por la noche.

El suceso conmocionó a todos sus seres queridos, quienes manifestaron no haber notado en el muchacho signos de depresión, ni conocer de problemas que podrían haberlo empujado a tomar tan drástica decisión. Incluso, una amiga consultada por EL ANCASTI dijo que había estado con ellos, “lo vimos en la cancha, pero estaba bien, contento, sí tenía la resaca de la noche anterior, pero no conocíamos que tuviera algún problema”. También se descartó el móvil sentimental, puesto que el joven ya hace tiempo había terminado su relación con una jovencita de la zona. Su madre, Lidia Nieva, en su desconsuelo comentó que ella no vivía con el joven, que tiene otros hijos, y que mantenía una buena relación con Lucas, por lo que todavía no lograba entender porqué terminó con su vida.
Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Secuestros. Operativo realizado por Drogas Peligrosas.

Te Puede Interesar