sábado 21 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Investigarán quién otorgó la tenencia de los menores

Por las características del terrible suceso, el presidente de la Corte de Justicia de Catamarca iniciará una investigación para establecer quién entregó los niños al padre. El lunes enviarán a Bañado de Ovanta a un inspector de Justicia.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
16 de diciembre de 2006 - 00:00
El aberrante caso conocido el jueves y que conmocionó a los vecinos de La Cocha, provincia de Tucumán, en donde un padre mató a sus dos hijos menores y luego de suicidó, será investigado por la Justicia catamarqueña también, ya que las víctimas eran de esta provincia y la tenencia de los menores a su padre habría sido otorgada por un magistrado de esta provincia, pese a que el hombre tenía antecedentes de violencia.

Si bien el terrible suceso es investigado por los tribunales de Tucumán, por las características del hecho la Corte de Justicia de Catamarca iniciará el lunes una investigación para determinar en qué circunstancias y quién otorgó la tenencia de los menores a su padre.

La causa está calificada como “doble homicidio por envenenamiento y suicidio” y se investiga cuándo se produjo el hecho, ya que al momento en que fueron hallados los cadáveres éstos llevaban 48 horas de descomposición.

En cuanto a la investigación que se iniciará desde la justicia local, el presidente de la Corte, César Ernesto Oviedo, le manifestó a El Ancasti que “aún no hemos logrado localizar a la jueza de Paz de Bañado de Ovanta, quien sería la que habría dado la tenencia de los niños a su padre. Por esta razón, el lunes a primera hora vamos a enviar un inspector de Justicia para estudiar cómo es la situación”, destacó. Al mismo tiempo, detalló que “no sabemos hasta el momento si ella dispuso por motu proprio o fue por una orden de un juez que el padre se haga cargo de los menores”. Y aclaró que “los jueces de paz no tienen autoridad para otorgar tenencias, y si en caso fuera ella, se va a iniciar una investigación hasta clarificar la situación”.

Oviedo dijo desconocer los detalles del caso, pero aseguró que “para el lunes vamos a contar con todo, queremos conocer qué participación tuvieron los jueces de acá, qué participación tuvo la jueza de Bañado de Ovanta. Necesito un informe completo, y si alguno incurrió en alguna falta tenemos un reglamento de disciplina que debemos aplicar”, adelantó.



Conflictos

El hecho que conmocionó a Pueblo Viejo, una localidad ubicada a 17 kilómetros de La Cocha, en la provincia de Tucumán, se conoció el jueves cuando el agricultor Alberto Galmés, que tiene una plantación de zapallos a la par de la vivienda de la víctima, fue quien halló los cuerpos de su vecino y de sus dos hijos pequeños de 4 y 5 años, ya en proceso de descomposición.

Aparentemente, Roque Francisco Leiva, de 34 años, perturbado por un largo conflicto con su ex pareja, una mujer oriunda de Bañado de Ovanta, departamento Santa Rosa, envenenó a sus hijos Francisco David (5) y Yulisa Camila (4) y luego se suicidó con el mismo agroquímico que les había dado de beber a sus hijos.

Según lo señala el diario tucumano La Gaceta, a la par del cuerpo de Leiva, la Policía encontró un vaso metálico con restos del veneno. Se trataría del insecticida conocido como Furadán, de alta toxicidad y utilizado para fumigar las plantaciones de tabaco.

Según informaron las fuentes relacionadas con la investigación, el hombre estaba separado de su esposa desde marzo.

El diario tucumano señala que en Pueblo Viejo “aún no logran entender que Roque Leiva haya llegado a alterarse tanto por el conflicto con su ex concubina, como para tomar la tremenda decisión matar a sus dos hijos y luego suicidarse”.

Los vecinos destacan que el hombre “parecía que quería mucho a sus hijos. Peleó por ellos hasta lograr sacárselos a su madre que, según dicen, no los cuidaba. A él se lo veía todas las mañanas llevar a la escuela a Francisquito”, habría comentado un vecino.

Asimismo, y pese a que en la localidad había gente que defendía a Roque, “muchos aseguran que las criaturas, la mayoría de las veces, quedaban solas en la casa y que los sufrimientos fueron constantes en su vida”.
Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Cristián Rojo, propietario de Callvu. 

Te Puede Interesar