viernes 27 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Más declaraciones por la masacre de 1974

Declaró un ex policía que participó de las actuaciones sumariales iniciadas entonces y aportó datos de relevancia para la causa. Hoy y mañana declaran más policías. Uno de ellos aparece en las fotografías tomadas tras la masacre.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
5 de octubre de 2006 - 00:00
Un ex perito de la Policía provincial que tuvo participación en las actuaciones sumariales iniciadas por la masacre de la Capilla del Rosario, en agosto de 1974, declaró ayer ante el juez federal Ricardo Moreno y aportó datos de importancia sobre lo sucedido, según revelaron fuentes judiciales vinculadas a la investigación.

La declaración de Julio Magín Cabur, quien en 1974 integraba el gabinete de criminalística de la Policía provincial, se sumó a la que el lunes brindó Mariano Argentino Leiva. En tanto, para mañana fue citado José Martín Barrionuevo y el viernes deberá declarar Ignacio Mauro Leopoldo Ponce, todos policías locales que aparecen en las fotografías históricas que se encuentran incorporadas a la causa.

La declaración testimonial fue seguida por empleados del juzgado, por el juez Moreno, por el secretario penal Manuel Víctor Moreno (h) y por el querellante particular en representación de la familia de Rutilio Betancour Roth, Guillermo Andrés Díaz Martínez.

Aunque no trascendieron detalles de la declaración de Magín Cabur, trascendió que su declaración fue importante porque recordó una serie de nombres y detalles de quienes estuvieron en el escenario de los hechos.

La investigación sobre la ejecución de 16 guerrilleros del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) se inició en 2004 a instancias de una denuncia que hicieron representantes de organismos defensores de los Derechos Humanos en Catamarca.

En ella se trata de acreditar la existencia de las ejecuciones, confirmadas en parte por las autopsias realizadas entonces y por algunos testimonios ya brindados en la causa, como también la identificación de cinco de las víctimas que fueron sepultadas en el cementerio local como NN.

Uno de los cuerpos ya fue identificado tras ser exhumado por el Equipo Argentino de Antropología Forense y resultó ser Rutilio Betancour Roth, un guerrillero uruguayo que pertenecía a la organización “Tupamaro” y que se plegó al fallido intento de copamiento del Regimiento 17 de Infantería Aerotransportada.

Sus restos, tal como lo publicó este diario, ya fueron repatriados a su ciudad natal, Rosario, en el departamento Colonia, Uruguay.
Seguí leyendo

Te Puede Interesar