jueves 26 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Supuestos apremios

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
4 de octubre de 2006 - 00:00
La madre de un joven oriundo de Andalgalá, Martha Graciela Arroyo, se presentó en la redacción de este diario para hacer pública una denuncia que su hijo Juan Eduardo Córdoba radicó ante la Justicia contra tres policías de la comisaría departamental porque presuntamente lo habrían agredido mientras permaneció detenido acusado de un hecho de robo.

La detención del joven, de acuerdo con el escrito que acercó Arroyo, se produjo el domingo 24 de septiembre pasado, cuando el muchacho fue sindicado como el responsable del robo de una motocicleta. Según su madre, una vez que lo apresaron "le dieron trompadas en la nuca, lo subieron al móvil en medio de golpes, y después lo esposaron en un banco del patio de la comisaría. Ahí de nuevo le pegaron, y terminaron tirándolo esposado y boca abajo en un calabozo, donde estuvo muchas horas".

La atribulada mujer aseguró que el joven padece problemas neurológicos y resaltó que la nota de repudio a lo que hicieron los policías "fue firmada por muchos vecinos que saben lo que esta gente hace".

Además de aportar los nombres de los policías involucrados en el suceso ante la Justicia, la mujer dijo que "para colmo de todo, cuando llevaron a mi hijo al Hospital no le encontraron ninguna lesión. Es ahí cuando uno siente impotencia, por lo que los policías hacen brutalmente con los detenidos".

El caso ya fue informado a la fiscal de Instrucción de Andalgalá, Martha Graciela Nieva.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Accidente en la Avenida de Circunvalación.

Te Puede Interesar