cara y cruz

Triunfo y cambios

lunes, 13 de septiembre de 2021 · 01:35

Aunque quedó veinte puntos abajo del oficialismo, la alianza Juntos por el Cambio protagonizó la sorpresa más fuerte anoche, con la victoria de la oferta encabezada por el rector de la UNCA Flavio Fama y el diputado Francisco Monti sobre la del intendente de Belén, Daniel “Telchi” Ríos, y la decana de la Facultad de Humanidades, Patricia Breppe. 
El castillismo mantuvo hasta último momento la expectativa de revertir en el interior los demoledores resultados que sus antagonistas obtuvieron en la Capital, pero la tendencia que había comenzado a asomar en las primeras mesas se afianzó.


El sector articulado por el senador nacional Oscar Castillo, que renunció a la posibilidad de la reelección y abrió paso a Ríos y Breppe, tiene que digerir un duro golpe. El revés de ayer supone resignar una hegemonía que retenía desde los ’80, compartida luego, en porciones fluctuantes, con los renovadores del extinto Eduardo Brizuela del Moral. El triunfo proporciona Fama y Monti una base sólida para construir en el frente interno, asociados, además, al PRO y la Coalición Cívica.
Este potencial, sin embargo, tiene mucho por recorrer aún para afianzarse como alternativa de poder en la provincia. La suma de los votos de las dos listas de Juntos para el Cambio representó un 31% del total, contra un Gobierno que arrasó con más del 51 afirmado en la tracción del trípode que conforman Lucía Corpacci, Raúl Jalil y Gustavo Saadi.
El oficialismo catamarqueño uno de los pocos que escapó a la derrota del Frente de Todos a nivel nacional. 
Escrutadas el 76% de las mesas, las diferentes opciones de Juntos para el Cambio alcanzaban el 40% de los votos, contra un 29 del Frente de Todos, que cayó en 17 provincias. Salió airoso solo en Catamarca, La Rioja, Tucumán, San Juan y Formosa. 


La lista única de Victoria Tolosa Paz cayó en Provincia de Buenos Aires ante la confluencia de la interna entre Diego Santilli y Facundo Manes. María Eugenia Vidal arrasó en CABA. Córdoba, previsiblemente, también fue adversa para la Casa Rosada, lo mismo que Santa Fe. El kirchnerismo perdió hasta en la Patagonia, incluida Santa Cruz, la patria originaria.
Son primarias y hay que ver cómo se reacomodan las cifras para el 14 de noviembre definitorio, pero el retroceso político del oficialismo nacional es demasiado extendido como para esperar variaciones excesivas. Es probable que se profundicen las diferencias intestinas, mientras que el impulso ganador induciría un proceso inverso en la coalición opositora, que revive. Se robustece la figura del jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta en la disputa con Mauricio Macri, y figuras que el ex presidente cuestionó en algún momento por la actitud contemplativa que habían tenido con el peronismo lograron afirmarse. El ex ministro del Interior Rogelio Frigerio, por ejemplo, ganó en Entre Ríos como candidato a diputado nacional.


Bajo el paraguas general del triunfo catamarqueño se filtraron algunos datos interesantes y con proyección.
El senador Raúl Barot se impuso en el primer round por la Intendencia de Los Altos sobre Rafael Olveira, que aspira a su reelección.
En la Capital, donde competían nueve propuestas de precandidatos al Concejo Deliberante, ganó la cabeza de la lista Germán Kranevitter, de Esperanza Capital, la línea que orienta el ministro de Vivienda Fidel “Pocho” Sáenz. El sector se afianza. Había salido segundo en las PASO de 2017, y en 2019 metió los concejales de dos circuitos. Detrás de Kranevitter su ubicó Laila Saleme, que irá segunda en la lista.
Tercero, lejos pero con votos suficientes para entrar en la nómina definitiva, quedó Juan Pablo Dusso, que iba aliado con el senador Maximiliano Brumec y los hermanos López Rodríguez.

Otras Noticias