EDITORIAL

Discriminación contra la ley y contra la lógica

viernes, 30 de abril de 2021 · 01:03

Las personas con VIH han sido injustamente discriminadas desde que la ciencia identificó el virus. A comienzos de la década del ´80, el Sida (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida) era conocido popularmente como “peste rosa”, vinculando falsamente la enfermedad con la condición de gay del enfermo, lo que implicaba una doble estigmatización: la relacionada con la enfermedad y con la orientación sexual del paciente.

Luego se corroboró que el virus atacaba por igual a varones y mujeres, sin importar su orientación sexual, pero las personas portadoras del virus, y más aún las que enfermaban, continuaban siendo discriminadas en diferentes situaciones de la vida cotidiana, particularmente en el ámbito laboral o en las posibilidades de acceder a un trabajo.

En las últimas décadas se sancionaron numerosas normas que contienen artículos que combaten las actitudes discriminatorias contra las personas con VIH y especifican sus derechos. Entre ellas: la Ley Nacional de Sida, la Ley de Derechos del Paciente, el Decreto Reglamentario 1089/2012, la Ley de Obras Sociales y Ley de Prepagas, la Ley de creación del Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable, la Ley de Obligatoriedad del Ofrecimiento de la Prueba del VIH a la mujer embarazada y la Ley Antidiscriminación. 

Las personas que son portadoras del VIH siguen padeciendo actitudes discriminatorias que van contra las leyes y contra toda lógica.

En la actualidad los portadores del VIH que siguen los tratamientos médicos prescritos y adoptan hábitos saludables pueden desarrollar una vida normal. Pasó de ser una enfermedad mortal a una crónica pero tratable. Sin embargo, las personas que son portadoras del virus siguen padeciendo actitudes discriminatorias que van contra las leyes y contra toda lógica. Según el el Estudio Índice de estigma y discriminación 2.0 hacia personas con VIH en Argentina, presentado por el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH (ONUSIDA) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), “las relaciones laborales siguen siendo una instancia de estigma para las personas con VIH. Un 35% de las personas encuestadas declaró no conocer las leyes que refieren al VIH o directamente consideraban que no existían”. 

El informe fue elaborado por la organización RAJAP (Red Argentina de Adolescentes y Jóvenes Positivos), el Ministerio de Salud de la Nación y el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), encuestando a 948 personas que viven con VIH en el país.

Si en un principio la mayor discriminación la sufrían los varones homosexuales, en la actualidad, según el estudio mencionado, la padecen las mujeres con VIH, que además padecen también con más intensidad violencia verbal.

El remedio a estos abusos que violentan el espíritu de normas que consagran derechos y protegen a personas con virus del Sida, es un mayor control para evitar esos abusos y una campaña de concientización para que las leyes sean conocidas por todos, incluso por las propias víctimas, y respetadas estrictamente.n

Otras Noticias