editorial

Discriminados, también en pandemia

jueves, 25 de febrero de 2021 · 01:00

A través de un escrito, el Consejo Argentino para la Inclusión de las Personas con Discapacidad (Caidis) advirtió sobre un problema que las autoridades nacionales, ni tampoco las provinciales, están considerando debidamente: la falta de inclusión, entre los destinatarios prioritarios de las vacunas, a las personas con discapacidad, salvo aquellas que padecen enfermedades consideradas de riesgo para los enfermos de Covid-19.

Al momento de la conformación de las listas de los vacunados prioritarios, no se tuvieron en cuenta estadísticas que indican que, entre las personas con discapacidad, la tasa de letalidad es casi tres veces superior al de la población en general.
Según datos de la Agencia Nacional de Discapacidad (Andis) la tasa de letalidad (porcentaje de personas fallecidas sobre el total de los contagiados) entre el colectivo de personas con discapacidad es del 7 por ciento, mientras que en la población en general es del aproximadamente 2,4 por ciento.

En septiembre del año pasado, un cruce de información realizado entre el Registro Nacional de Personas y el Sistema Integrado de Información en Salud del Ministerio de Salud de la Nación determinó que el 2,9 por ciento de los contagiados por Covid-19 en la Argentina correspondían a personas con algún tipo de discapacidad. Según la cantidad de casos actuales, y si se mantuvo la tendencia, habría alrededor de 60.000 casos de ese tipo, con aproximadamente 4.200 fallecimientos.

Por otra parte, el año pasado, a través de la resolución 627/2020, el Ministerio de Salud especificó quiénes son consideradas personas de riesgo, y entre ellas se encontraban las personas con Certificado Único de Discapacidad (CUD). Pero aquella inclusión no se consideró en la estructuración de las prioridades de vacunación, como se puede apreciar claramente. 

Desde el Caidis mencionaron experiencias acaecidas en otros países donde las personas con discapacidad sí fueron tenidas en cuenta, como la de Cataluña, en España, donde son vacunadas al mismo tiempo que los mayores de 80 años, tanto en residencias especiales como en sus domicilios.

Daniel Ramos, presidente del Caidis, cree que “sería importante que se considerara a las personas con discapacidad dentro de la población objetivo en la campaña de vacunación en las etapas más tempranas, así como también a las personas que proporcionan sus cuidados”.

Además, todos los estudios realizados en el mundo aseguran que las personas con discapacidad integran uno de los grupos más vulnerables, no solamente por la letalidad alta, sino también porque  sufren, particularmente en el último año, restricciones económicas, de acceso a la salud y problemas psicológicos más acentuados que el resto de la población.

Aunque el proceso de vacunación en la Argentina se ha acelerado en las últimas semanas, al ritmo de la llegada de las vacunas, aun tienen tiempo las autoridades de rever los criterios de priorización de los vacunados, incluyendo a las personas con discapacidad que, también en pandemia, sufren discriminación.

Otras Noticias