Editorial

Camino que se recorre

La celebración del Día del Orgullo LGBT (lesbiana, gay, bisexual y transgénero) en el actual contexto...
martes, 30 de junio de 2020 · 01:09

La celebración del Día del Orgullo LGBT (lesbiana, gay, bisexual y transgénero) en el actual contexto de excepcionalidad por la pandemia fue propicia para reflexionar sobre la vigencia de la situación de exclusión que vive la comunidad travesti trans. 

La intolerancia respecto a la diversidad en las identidades sexuales ha decaído al ritmo de la prevalencia de una actitud integradora, compatible con una convivencia social democrática y de aceptación de las diferencias. Sin embargo, persisten aun, como rémoras del pasado, miradas segregacionistas y, objetivamente, una realidad que registra a la comunidad mencionada como una de las más castigadas por la pobreza y la conculcación práctica de derechos reconocidos por la normativa vigente.

La población TT (Travesti Trans) es la que más padece la falta de acceso al sistema educativo, laboral, de salud y, fundamentalmente a planes de vivienda. 

La ausencia de alternativas laborales empuja a un alto porcentaje de esta población al ejercicio del trabajo sexual. Por esa razón, para reparar esta situación que profundiza la marginalidad en la que se encuentra, han empezado a surgir iniciativas institucionales orientadas a la promoción de cupo laboral trans.

Uno de los primeros proyectos en el sentido mencionado en nuestra provincia fue promovido por el Concejo Deliberante de Fray Mamerto Esquiú. La ordenanza, impulsada por los concejales Susana Acosta y René Romero fue sancionada a fines de 2018, y un año después el órgano colegiado de la comuna chacarera ya había incorporado a dos empleados trans.

Pero no todas las instituciones u órganos de gobierno tienen la voluntad de impulsar estos procesos transformadores en procura de la igualdad en el reconocimiento de los derechos. Hace precisamente un año, la delegación en Catamarca del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), junto a organismos gubernamentales y no gubernamentales que integran el Consejo Municipal de la Diversidad, presentaron un reclamo formal solicitando que se traten y aprueben varios proyectos legislativos que beneficiarían a las personas  trans y que permanecían paralizados tanto en la cámara de diputados de la provincia como el Concejo deliberante de la capital, entre ellos la Ley de Protección Integral para las Personas Trans y el cupo laboral en la municipalidad capitalina. Ninguna de esas iniciativas fue aprobada aun.

Sí, en cambio, debe anotarse como un avance la media sanción que acaba de obtener en la cámara de diputados provincial un proyecto de ley, presentado por Víctor Luna, para garantizar la inclusión laboral de la población trans catamarqueña. 

El progresivo reconocimiento de derechos para la comunidad LGBT marca la dirección hacia una sociedad más inclusiva, tolerante y respetuosa de las diferencias, pero aun hay muchos derechos no reconocidos o normas que los reconocen pero no se cumplen.

El camino aún se está recorriendo.

Otras Noticias