Carta al director

La causa contra el intendente Ríos

lunes, 29 de junio de 2020 · 01:00

Señor Director:

Es necesario que el único soberano (el pueblo) se entere de cómo funciona la Justicia. En tal sentido conviene saber que cuando un funcionario o magistrado ve comprometida su ética, normalmente muy estricta (irónico), se aparta de la causa por amistad o enemistad con alguna de las partes e interviene un subrogante legal. 
Pero en la práctica, salvo honrosas excepciones, esto es habitualmente un teatro formal, porque en realidad es el mismo titular en la misma repartición, con la misma secretaria, con el mismo personal el que sigue decidiendo, solo que no firma las resoluciones. Pronto se va a cumplir una década desde que el entonces fiscal de Estado de la Provincia, Marcos Denett, radicara en Belén una denuncia en contra del Intendente Ríos. 
El fiscal titular Dr. Flores se apartó porque dijo tener vinculaciones con Ríos. La subrogante en orden legal es la Defensora Pública, Castro de Mazuco, quien se apartó invocando que el intendente le había despertado "cierto aprecio", lo que moralmente le privaba de objetividad. Así es que se pasa a la lista de conjueces y me toca en suerte intervenir como fiscal subrogante y me hice cargo de la causa, pero de manera efectiva, no simulada, decidiendo personalmente e ignorando el entorno del fiscal Flores, en el entendimiento de que si cuando alguien roba una gallina normalmente se lo detiene, cuando como en aquél caso se robaron "el gallinero completo" se supone que con mayor razón procede dicha medida, motivo por el cual ordené la detención. 
La defensa del intendente Ríos, sabiendo que si la causa volvía a su ámbito original iba a morir "cajoneada", "durmiendo el sueño eterno de los justos", mediante diversos artilugios judiciales y diversos "manejos” políticos, aprovechando la mayoría judicial que beneficiaba al intendente Ríos, me recusó y logró mi apartamiento. Nadie, ni el propio denunciante, hizo nada por mantenerme en el cargo. 
Hoy, después de casi una década, allanaron el municipio, cuando ya fueron destruidas las pruebas y cuando está prescripta la acción, lo cual terminará siendo un teatro para entretener a la "gilada". 
Así funciona este país mi querido amigo "Don Juan Pueblo", teatralmente. El gobernante "rojo"  denuncia al "azul" y luego negocian, mientras tanto la Justicia mira para otro lado, y hoy por tí mañana por mí, todo queda en la nada y Don Juan Pueblo, cada vez más pobre.

Francisco Carlos Allocco
Abogado MP 1148
DNI 6.444.470.   

Otras Noticias