CARTA AL DIRECTOR

Recordando a la ATECA “histórica”

sábado, 27 de junio de 2020 · 01:00

Señor Director:

 

Al recorrer las páginas del amplio y valioso archivo personal de las grandes lides de repercusión provincial y nacional de las luchas docentes, quedé impactado y extasiado rebobinando y reviviendo azorado por las ejemplares y masivas convocatorias en demostración de fuerzas incalificables por reivindicaciones a los docentes, ante los gobiernos, más que todo, de la década del ‘80.

Por iniciativa de su principal co-fundador y protagonista de esas lides, Luis Marcelo Tapia, es que en esta oportunidad la hago propia por contar con aquel archivo personal, y así volver a la memoria no solo recordando a los pilares de la ATECA de esas épocas, sino de nominarlos como los baluartes insuperables que nos acompañaron fiel y lealmente hasta llegar a los objetivos propuestos.

Muchos hoy ya no nos acompañan físicamente, pero perduran en nuestra memoria y permanecen a nuestro lado por más que hayan transcurrido más de 40 años. La nómina de los estimados colegas es por demás extensa, pidiendo desde ya las disculpas por posibles omisiones involuntarias de algunos de ellos. Me refiero a los siguientes colegas:

Héctor Rodolfo Carrizo y su señora esposa Aída, José Efraín (Pepe) Carrizo, Gladys Rivas Ruso de Millán, Rita Paredes, Celia Beatriz Parra, Emilio Rafael Leiva, Jorge Espilocín, Wigfredo Rolando Criado, José Miguel Medina, Orlando Dorado, Emidio Romero, Elba Soto de Foner, Antonio Segura, Jesús Emir Gerván, Víctor Rosendo Castro, Moisés Charubi, Julio Alberto Ibáñez, Chini Guaraz de Ramos, Angélica y Nelly Quiroga, Elba de Mosca, Andrés Olmos, Lucio Carpio Miranda, Francisca Dumeni y los hermanos Ávalos.

Me resulta oportuno señalar, señor Director, que en medio del fragor gremial los “históricos de ATECA” cristalizamos grandes logros: primero, la Personería Gremial gestionada en Capital Federal por el secretario general Luis Marcelo Tapia y el posterior secretario general, Emilio Rafael Leiva, con lo mínimo en hospedaje y demás gastos. Luego, la adquisición del actual inmueble de calle Zurita al 768 de la ciudad Capital de Catamarca, gestionada, entre otros, por la tesorera del gremio de entonces, Rita Paredes. Una vez adquirido con solo un garaje como construcción, con el paso del tiempo se fue refaccionando y ampliando en su predio de unos 6 metros de frente por unos 70 metros de fondo, tal cual luce esbelto al día de hoy, con directivos que vienen sucediendo a los históricos de ATECA de la década del 80, o sea ya hace 40 años, reitero.

La inquietud, Sr. Director, me motiva, además, a rescatar del ostracismo a los inolvidables colegas que veo y siento con desazón y tristeza, quizás inadvertida por los afiliados activos; por lo que hago votos para que en lo sucesivo no ocurra el mismo olvido a los que abrimos los caminos por un futuro digno en pos de nuestra dignidad y calidad educativa.

 

 

Hugo Oscar Fuenzalida

DNI 6.953.561

Villa Dolores, Valle Viejo

Otras Noticias