CARA Y CRUZ

El regreso

lunes, 1 de junio de 2020 · 01:05

Las manifestaciones de los sindicatos estatales y de la Intersindical docente en contra de la reforma laboral fueron propicias para la reaparición del partido Martín Fierro, cuyos líderes, Ricardo “Ricky” Rodríguez, Dora Cecilia Guerrero y Orlando Elieser Paredes, fueron procesados en octubre del año pasado por la Justicia Federal, por la supuesta retención indebida de una parte de los recursos públicos para asistencia social que administraban. 

Entre los elementos de prueba que sustentaban la acusación había dos cuadernos con anotaciones y capturas de pantalla de chats, de los cuales, a criterio del juez federal Miguel Contreras, "se desprende claramente la operatoria llevada adelante por las personas involucradas, al exigirles a los beneficiarios e indicarles cómo, cuándo, a quién y cuánto dinero debían dejar para el partido".

El magistrado desestimó testimonios a favor de los gerentes de la Martín Fierro, al considerar que los testigos tenías una relación de dependencia con ellos y mantenían sus planes al momento de declarar.

La denuncia había sido realizada a fines de 2017 por el entonces delegado de la Gerencia de Empleo de la Nación en Catamarca, Mariano Manzi, luego de que el propio Rodríguez, quien además de presidir la Martín Fierro había sido nombrado en el área de Desarrollo Social de la Provincia, confesó en declaraciones a la prensa que los afiliados a su agrupación realizaban un “aporte partidario voluntario” que fluctuaba entre los 100 a los 400 pesos, según el monto que percibía el beneficiario.  

Antes de eso, dos muchachas habían denunciado que Rodríguez había tratado de prostituirlas durante un viaje militante al Litoral.

Rodríguez, que en las PASO del año pasado perdió como precandidato a concejal del Frente de Todos en el Circuito 5 de la Capital, desacreditó la imputación a través de la red social facebook y contraatacó. 

"En Desarrollo Social de la Nación les están dando a jóvenes un programa (Proyecto Catamarca). Es de 5.000 pesos solo por este mes. Y nos dicen planeros a nosotros. Ojalá que lo lean los medios, las mentiras tienen patas cortas", posteó pocos días después de su procesamiento, y tildó de "caraduras" y "globoludos" a los adherentes a Juntos por el Cambio.

Ahora la agrupación, que un tiempo fue la que manejó la mayor cantidad de planes sociales en la provincia, vuelve al ruedo sobre las movilizaciones de los sindicatos estatales y docentes que, sintonizando el clima de época, tienen carácter preventivo: se alzan contra el posible ajuste que podría ejecutarse a través de la reforma laboral, proyecto del Gobierno aún difuso para cuya discusión se conformará una secretaría específica en la órbita del Ministerio de Gobierno.

Si bien los dirigentes de la Martín Fierro se abstuvieron de explicaciones sobre los motivos de su participación en las protestas, se preocuparon por que su presencia no pasara desapercibida, con un despliegue de banderas y pancartas superior incluso al de las organizaciones protagonistas de las marchas.

No puede negárseles el sentido de la oportunidad y el olfato para el marketing. Aprovecharon la convocatoria de los sindicatos, que lograron importantes concurrencias,  no solo para dar señales de vida tras el encuarentenamiento, sino también, y tal vez especialmente, que les gusta oler tanto como a cualquier ñato. n

Otras Noticias