lo bueno, lo malo y lo feo

A la enfermera/o

sábado, 21 de noviembre de 2020 · 01:05

Cuántas cosas creó Dios,
entre ellas, tu profesión,
que a la par de algún doctor
hace gala de sapiencia 
y con la ayuda de la ciencia 
vas calmando el dolor.

Se te ve atenta y dispuesta 
en tu turno de labor 
como abriendo el corazón 
a tus hermanos de lecho,
como llevando en tu pecho 
insignias de fe y valor.

Con tu blanca chaquetilla 
al lado de algún paciente 
vas derrochando tu gracia 
una y hasta mil veces.

Seguid con ese anhelo 
de apaciguar el dolor;
como néctar de una flor 
siembras tu simpatía;
noche a noche, día a día 
ofrendas tu corazón.

Cuántas veces vas ahí 
tras tu carrito de auxilio 
como dejando una estela 
en los enfermos, un alivio.

Y justo en estos tiempos 
de enfrentar el virus maldito 
se te vio más fuerte que nunca 
con la bendición de Dios.

Hay un gracias eterno 
por tu digna profesión
y que la Morena del Valle
bendiga esa loable labor.

Seguramente una lágrima 
quiera recorrer tu mejilla 
recordando atención de niños y abuelos 
que a pesar que dieron todo 
se marcharon de este mundo.

Lucio Vega Melian
Noviembre 2620 

Para ti enfermera

Con su guardapolvo blanco
como si fuera a la escuela
allí va la enfermera camino al trabajo,
a cuidar al niño, al abuelo, al anciano,
con amor y cariño, a todos les da una mano;
cuidando a los viejitos se pasa la noche en vela
para vencer a la maldita pandemia;
al amanecer todos los enfermos a ella esperan;
descuida a sus padres, a sus hijos y a la familia entera,
ésa es una buena enfermera.
Hoy, en tu día, quiero rendirte mi más humilde homenaje
y que seas siempre la enfermera coraje,
que Dios las bendiga y sean felices.

Ramón Quiroga
DNI 6.962.501

Otras Noticias