lo bueno, lo malo y lo feo

Las heroínas de Malvinas

Carta al director.
martes, 20 de agosto de 2019 · 02:16

Señor Director:

Cada 2 de abril recordamos a las tropas argentinas que intentaron recuperar las Islas Malvinas que se encontraban bajo el poder inglés, un conflicto bélico de tres meses que tuvo un saldo de 900 muertes.
Conmemoramos la fecha como el “Día del veterano y de los caídos en la guerra de Malvinas”, donde “veterano”, en la acepción que tiene para nuestra sociedad, es un hombre. Pero ¿Sabían que el Ejército estaba conformado también por mujeres?
La mayoría fueron enfermeras e instrumentadoras quirúrgicas civiles, como también voluntarias, que casi nadie recuerda, incorporadas por la Fuerza Aérea y miembros de la Marina Mercante.
Todas vivieron los horrores de la guerra desde adentro, recibiendo en el continente y en los buques transformados en hospitales a los soldados heridos, amputados, quemados y psicológicamente agobiados. Ellas no solo cumplían con su cargo médico, sino que también hacían de madres para aquellos que lo necesitaban.
A partir de la publicación del libro “Mujeres olvidadas” de Alicia Panero, las mujeres que participaron en el conflicto revelaron que fueron abusadas por oficiales superiores. Sufrieron traumas muy fuertes y no solos por estar en contacto con los heridos. Últimamente empezaron a hablar y se puede confirmar que sufrieron violaciones, golpizas y maltrato psicológico. Los principales acusados serían el teniente José Italia y el suboficial José Vivanco. Ellas se bancaron todo pensando que “lo merecían”.
En el caso de las enfermeras argentinas, sus edades eran de 15 a 25 años, con solo estudio de por medio, y recién fueron reconocidas por el Congreso a 30 años del conflicto bélico. Pero en ese tiempo la mayoría prefirió no hablar, y no solo porque la guerra venía de la dictadura y era avergonzante, sino que nadie les creía porque nunca se habló de ellas.
Una de las primeras en hablar fue Alicia Reynoso -enfermera de la Fuerza Aérea que trabajó en el hospital reubicable en Comodoro Rivadavia-, quien a raíz de un ACV logró contar, 28 años después de la guerra, su experiencia en una sesión de terapia. Al describir su situación, expresó que fue “tan fea como la guerra”, logrando desentrañar su historia desde ahí.
¿Hasta cuándo nos identificará la ignorancia? Miles de libros, cuentos e historias sobre la guerra que marcó nuestro país en pleno Gobierno de facto, y jamás nuestras veteranas fueron mencionadas. Así es, veteranas, ese título les corresponde por derecho, por respeto.
En “Mujeres Invisibles” Panero reconoce a muchas de estas mujeres, al igual que una ley iniciada por Hilda Aguirre de Soria, candidata a diputada nacional de La Rioja. Fueron unos de los pocos y primeros reconocimientos que se empezaron a dar a estas mujeres.
Es nuestro trabajo como sociedad no olvidar quiénes son los héroes y las heroínas de nuestro país. No olvidemos a estas valientes mujeres que por el hecho de serlo se mantienen “tras un manto de neblina” en la historia escrita por los hombres.

Catalina Allemand
DNI 43.692.298

Martina Caso Losso
DNI 43.613.580

Maga Severini
DNI 43.532.755

Ximena Azul  Zabala 
DNI 43.995.866

NOTA: El trabajo fue elaborado por alumnos de 6º año “A”  del nivel secundario del Colegio Privado Pía Didoménico, en el marco de un proyecto de escritura de textos argumentativos en la materia Medios de Comunicación y Opinión Pública.

Otras Noticias