Editorial

Réditos de la violencia

En los casos de violencia de género la víctima se encuentra en una situación de extrema...
lunes, 19 de agosto de 2019 · 02:18

En los casos de violencia de género la víctima se encuentra en una situación de extrema vulnerabilidad. De modo que no es una cuestión accesoria o de menor importancia el abordaje de cada caso y los recaudos imprescindibles que deben tomarse para preservar a la mujer que padece la agresión machista.

La instalación del tema en los últimos años como consecuencia del movimiento Ni Una Menos ha logrado que cada vez más ciudadanos sean conscientes de la gravedad de este tipo de violencia y de la prudencia con la que deben tratarse los casos para no provocar una doble victimización de la mujer golpeada o acosada.

Tal vez por este avance en la conciencia ciudadana es que el video en el que aparece la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, tomando mate con una mujer presuntamente acosada por un hombre y golpeando posteriormente la puerta de la vivienda del acosador para advertirle que ella, la primera mandataria, estaba protegiendo y acompañando a la víctima, mereció un repudio generalizado, no solo por el rédito político que intentó obtener de un hecho grave y desgraciado, sino también porque vulneró los preceptos básicos del protocolo de actuación en estos casos.

Las imágenes fueron viralizadas en las redes sociales por militantes de Juntos para el Cambio. El spot de campaña finaliza con la siguiente frase: "No desperdiciemos la oportunidad de tener una gobernadora sin miedo".

El video, además de revictimizar a la mujer al hacer público el hecho, expone su identidad.

El protocolo de actuación en estos casos, elaborado por el propio Gobierno nacional, señala: "Se recomienda resguardar estrictamente la información y asegurar la confidencialidad. En este sentido, debe facilitarse un ambiente privado para realizar las entrevistas que garantice la intimidad y asegure la confidencialidad durante todo el acompañamiento. La filtración de la misma produce situaciones revictimizantes y en la mayoría de los casos agrava las consecuencias de la violencia".

El protocolo advierte, también, sobre la necesidad de que la intervención en los casos de violencia de género esté en manos solamente de personal especializado y capacitado para abordarlos.

Se desconoce efectivamente si el caso es real o solo una puesta en escena pergeñada por los encargados del marketing político de Juntos para el Cambio. De hecho, medios periodísticos señalaron que la mujer presuntamente víctima de acoso ya había participado en otro spot de Vidal como emprendedora en la fabricación casera de huevos de pascuas. 

De todos modos, temas de extrema gravedad como estos deben abordarse con otro nivel de responsabilidad. Aunque parezca una obviedad, debe recalcarse que la política no está para obtener réditos de la violencia de género sino para prevenirla y eventualmente castigarla con dureza, protegiendo a sus víctimas a través de las instituciones y del modo en los que lo señalan los protocolos de actuación.

Otras Noticias