EDITORIAL

El feminismo y las leyes

viernes, 21 de junio de 2019 · 04:00

Los notables avances registrados en los últimos años en materia de lucha feminista nacen de un crecimiento de la conciencia social, pero para cristalizarse necesitan de formalizaciones institucionales que, a veces, cuesta concretarlas por la resistencia al cambio que caracteriza a los sectores más conservadores.

Sin embargo, progresivamente se van consiguiendo avances también en normas que reconocen derechos o plantean reformas con perspectivas de género para consolidar el camino de la igualdad y la equidad.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) se apresta, precisamente, a sancionar un convenio sobre violencia y acoso laboral con perspectiva de género dirigido tanto al empleo público como privado. Ese convenio, si es ratificado por el Congreso de la Nación, tendrá en la Argentina rango constitucional.

El acuerdo establece que las empresas deberán generar protocolos concretos de prevención y brindar información accesible. El objetivo es proteger a todas las trabajadoras, pero en particular a las que integran grupos con mayor grado de vulnerabilidad, como las embarazadas, las jóvenes, las que pertenecen a distintas etnias, las migrantes y las que están incluidas en lo que se denomina la diversidad sexual.

Un dato interesante es que incluye no solamente a las trabajadoras en blanco, sino también a las que revisten en carácter de precarizadas e incluso a las que aspiran a conseguir un puesto de trabajo, que sufren continuamente violencia y acoso laboral.
El convenio prosperó luego de arduas negociaciones a nivel internacional, por la negativa a aprobarlos de parte de los países más retrógrados en materia de reconocimiento de los derechos de las mujeres.

Por otro lado, en la Cámara de Diputados de la Nación fue presentado el miércoles un proyecto de ley, acompañado por un grupo de mujeres que practican diferentes disciplinas deportivas, que modifica y amplía el alcance de la Ley 26.485 de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres. Las deportistas relataron, en un acto que se efectuó en un salón del Congreso de la Nación, episodios de maltrato, violencia y discriminación por el solo hecho de ser mujeres.

La modificación de la mencionada norma, que deberá ser estudiada en distintas comisiones de la Cámara baja nacional, busca prevenir y sancionar todo tipo de violencia machista en el ámbito deportivo, pero también estipula reglas que los clubes y entidades oficiales o privadas deben respetar a los efectos de que las mujeres deportistas reciban apoyo similar a los hombres deportistas.
Los progresos legislativos impulsados por las luchas feministas no procuran privilegios, ni tratos especiales, sino generar las condiciones para que la sociedad, en sus distintos ámbitos –en los casos mencionados el laboral y el del mundo deportivo-, sea más equitativa e igualitaria. Y aunque obtengan a veces como respuesta resistencias conservadoras, la historia marcha indefectiblemente hacia la igualdad de derechos entre los géneros.

Otras Noticias