CARA Y CRUZ

Flor de yerno

sábado, 20 de abril de 2019 · 04:04

El juez Rodolfo Bustamante, presidente de la Cámara Penal Nº2, quedó enredado en un incidente en el mejor de los casos extraño. Su yerno, Jesús del Valle Andrada, ex empleado judicial, imputado en 2017 por hurto, está arrestado por un intento de robo perpetrado en la madrugada del martes en la localidad de capayanense de Nueva Coneta.
A cualquiera, incluso a un juez, pude tocarle en suerte un yerno malandra, dicho esto sin perjuicio de que Andrada sea eventualmente exonerado de este nuevo delito que se le achaca ahora. Lo curioso no es que el yerno de un juez esté involucrado en un intento de robo, sino que haya buscado amparo en su suegro sin que éste, por lo que se sabe hasta ahora, hiciera nada para impedirlo.

 

La secuencia de los hechos que terminaron con el arresto de Andrada se inició con el robo del auto de la hija de Bustamante, pareja a su vez del indisciplinado muchacho. Era un Chevrolet Sonic LTZ gris, cuya sustracción fue denunciada por el propio magistrado.
El intento de robo en Nueva Coneta se produjo poco después. A tiros, una mujer puso en fuga a cuatro sujetos que trataban de metérsele en la casa. Los intrusos huyeron a bordo de un Chevrolet Sonic LTZ gris, que abandonaron en la calle Nº3 del pueblo luego de chocar contra un cerco perimetral. La chapa patente había sido sacada y estaba en el interior del vehículo en el que los pesquisas encontraron también documentación comprometedora para Andrada. Se trataba del auto de la hija de Bustamante, cuyo robo se había denunciado.

 

Dos horas después del intento de robo, a las 6,40 del martes y aún sin arrestados, efectivos de la policía concurrieron a una casa ubicada en calle Camilo Melet al 400, propiedad de la familia Bustamante.
Allí estaban el magistrado, que había convocado a la policía por el robo, su hija y su yerno. El personal de Investigaciones quiso hablar con Andrada, quien estuvo esquivo y se mantuvo en todo momento al lado de su suegro. Bustamante explicó a los policías que su yerno le había informado sobre el robo del auto y de una bicicleta.
Los integrantes de la familia Bustamante se retiraron a otro domicilio. La denuncia formal por el robo del auto se radicó seis horas después.
Las pericias practicadas al auto robado confirmaron que había huellas digitales del yerno Andrada, que fue arrestado de inmediato, en un allanamiento.
Vaya a saberse la historia que le habrá contado Andrada al suegro. Como sea, los antecedentes permiten inferir que el comportamiento del sujeto no se caracteriza por lo católico.
La imputación por hurto que sufrió en 2017 fue por robar la rueda de auxilio de una camioneta. Lo identificaron en una rueda de reconocimiento y el fiscal Exequiel Walther le endilgó el delito como “coautor”.
Esto ocurrió en abril, y como consecuencia, Andrada fue suspendido en sus funciones como empleado de un Juzgado Correccional y le abrieron un sumario administrativo. En mayo volvieron a sorprenderlo cuando trataba de robar otra rueda de auxilio de una camioneta.

 

Walther elevó a juicio a Andrada. El requerimiento le aparejó fuertes cruces con el juez Héctor Rodolfo Maidana, quien hizo lugar al pedido de sobreseimiento planteado por la defensa de Andrada. Walther apeló y el tribunal de alzada le dio la razón, por lo que el yerno del juez será sometido a juicio.
Se ve que no quiso mezquinarle los disgustos de su sufrido suegro y se metió en un intento de robo, como para que la espera no transcurriera en vano.
Ayer fue indagado por el fiscal de Instrucción Hugo Costilla, quien pedirá la planilla de antecedentes del reo para determinar si continúa detenido.

Otras Noticias