Análisis

Evo Morales y el triunfo de la cosmovisión andina

Especial para El Ancasti por Guillermo Hugo Aybar- Octubre 2019
viernes, 18 de octubre de 2019 · 09:28

El próximo domingo se llevan a cabo las elecciones generales en el país hermano de Bolivia. En ellas se elegirá, entre otros cargos, el de Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia para el periodo 2020-2025.

Juan Evo Morales Aima nuevamente tiene amplias posibilidades de ganar en primera vuelta, más allá de las esperanzadas ilusiones de la oposición de ir a un balotaje.

Muchos son los que intentaron e intentan encontrar la respuesta al interrogante: “¿a qué se debe esa fortaleza política, que blinda a Morales por el momento contra cualquiera de sus contrincantes electorales?”.  Abordando dimensiones políticas económicas, sociales, o líneas críticas sobre pronósticos que años tras año se dan de frente con una realidad que los opositores  no aceptan, pero que es de admirar y digna de ser difundida, sobre todo en los ámbitos de enseñanza y formación. 

Mi búsqueda se dirige a otros terrenos, en un esfuerzo por delinear un aporte a esa respuesta, pero desde una mirada distinta que se acerque a los conceptos fundamentales del mundo andino, que ya dice presente, aquí estamos y a esto hemos venido.  

La Firmeza del Inca

En la consolidación de este líder político y como respuesta parcial al interrogante creo que debemos considerar la firmeza del presidente frente a los embates de algunas potencias extranjeras. Ante la presión ejercida por distintas vías hacia los países periféricos, en este caso Bolivia, Morales ha demostrado una claridad política indiscutible en cada uno de sus posicionamientos en defensa real de su pueblo. 

Su espíritu nacionalista amalgamado con una conciencia de su raíz indígena le otorga el crédito necesario y suficiente para salir triunfante ante cualquier interpelación posible. 

Si analizamos en términos simbólicos y visualizamos a Morales como la máxima  autoridad del Estado Plurinacional de Bolivia podemos identificarlo, salvando las  distancias y el contexto histórico con la autoridad máxima del Tawantinsuyo (1): El Inca. Esta máxima figura política, tenía un significado trascendental para los pueblos originarios, no era solo la ocupación de un cargo público  por el contrario era de una identificación visceral entre él y su pueblo, además permanente, sin tiempo, de por vida hasta que los dioses superiores lo decidan. 

Su accionar era indiscutible, cada paso, cada decisión eran llevadas a cabo bajo la regencia de los más altos y nobles principios morales y éticos. Tal vez estén surgiendo en Bolivia algunas remembranzas ancestrales que en la creencia de la existencia cíclica conciban a Evo Morales como el resurgimiento de alguno de los Incas que hicieron de la civilización incaica una de las más elevadas del planeta.

Otros Indicadores

Agrego algunos datos plasmados en una tabla de doble entrada en la cual podemos apreciar los indicadores en tres periodos diferentes, antes y durante de la gestión de Morales. En ellos encontramos también algunas respuestas más:

La Cosmovisión Andina

Para Fernando Huanacuni (2) “los conocimientos originarios que fueron despreciados por mucho tiempo, están siendo retomados como una nueva propuesta de vida y como una respuesta a los efectos negativos de la globalización capitalista. Por lo tanto desde su perspectiva, la recuperación de los conocimientos ancestrales de los indígenas es fundamental para su liberación, pues apuntan a una comprensión y concepción del mundo y de la vida diferente a las planteadas por el capitalismo occidental”. 

En este sentido los conocimientos indígenas harán referencia esencialmente al equilibrio y la complementariedad; dos conceptos que llegan a ser una constante en los diversos aportes teóricos de este paradigma, pues es a partir de ellos que se estructura todo el planteamiento indígena originario de VIVIR BIEN.

“El Vivir Bien es un planteamiento nacido en los pueblos indígenas originarios que ahora está siendo retomado como una propuesta de vida para el mundo entero. Este planteamiento se puede sintetizar en las relaciones armónicas con todo y con todos, pues el sujeto, bajo esta concepción, se relaciona con la naturaleza, con las demás personas, con las demás culturas, comunidades etc. de una manera equilibrada complementaria e igualitaria…”

...” el Vivir Bien encuentra su contraste en el Vivir Mejor que, según Huanacuni es: “La ideología dominante del mundo occidental que quiere, progresar  disfrutar de una mejor calidad de vida, lo cual genera una sociedad desigual, desequilibrada, depredadora e insensible”, por tanto autodestructiva.

Los planteamientos del Vivir Bien o Bien Vivir se enfrentan como propuesta contraria al capitalismo y a su expresión modernista con el individualismo como timón y el consumismo como norte. La lucha que propone Evo Morales contra el capitalismo tiene, tal vez, como causa real subyacente la cosmovisión andina y no tanto los fundamentos del ideario marxista heterodoxo. 

El domingo próximo no solo hay elecciones en Bolivia, el mundo andino se enfrenta una vez más a las pretensiones del imperio. Por eso espero desde mi corazón latinoamericano que Juan Evo Morales Aima sea honrado nuevamente como Presidente y que allá arriba Juan y Eva lo celebren a lo grande.


1: Tawantinsuyo es el nombre con que se denominaba al territorio incaico. Significa “estado de cuatro regiones”, en lengua quichua.
 
2: Fernando Huanacuni es abogado, filósofo, experto en Cosmovisión Andina. Dirige a Comunidad Sariri, de estudio y análisis de la sociedad andina.

Otras Noticias