CARA Y CRUZ

Más gallo que nunca

lunes, 14 de octubre de 2019 · 02:03

Para él se trata de una batalla personal, quizás la última de su carrera política, según lo deslizó hace pocos días. Es por eso que la sueña colosal, casi épica. Porque en su imaginario esta elección municipal excederá la órbita de la jurisdicción: será una pelea entre él y el oficialismo provincial empinado detrás de su rival de ley. Más todavía, también será contra la “mochila de plomo” de Mauricio Macri. Él contra todos.

Con esos ribetes titánicos se prepara el intendente de Valle Viejo, el radical Roque Gustavo “Gallo” Jalile, para la pulseada del 27 de octubre en busca de su reelección frente a la “bendecida” de Casa de Gobierno, Susana Zenteno, la candidata triunfadora de las PASO en el Frente de Todos.

Tan propia hizo esta misión que decidió “amurrallar” simbólicamente Valle Viejo para evitar cualquier desembarco del resto de sus socios de Juntos por el Cambio, más aún si son macristas puros. Si los candidatos opositores quieren ir, que vayan, pero él no caminará a su lado y no les prestará el micrófono en ningún acto. De hecho, en el último dejó abajo del palco a uno de los postulantes provinciales de JC que pretendió sumarse. 

Jalile está decidido a asumir todos los riesgos. Si gana, la victoria será suya y de nadie más. Y será exactamente a la inversa en caso de una derrota. Le importa poco al “Gallo” cómo les vaya a los demás candidatos de la coalición opositora. No jugará en contra de Macri ni de Roberto Gómez, candidato a gobernador, pero no se opondrá al corte de boleta si eso lo favorece. Su única meta es lograr el sexto mandato como intendente. Lo primero es cuidar el rancho, razona.

Pero Jalile no es el único que piensa de esa forma. Apenas concluidas las PASO de agosto, con el huracán peronista como emergente, otros intendentes y candidatos de JC reaccionaron igual. El primero en pronunciarse fue el rector de la UNCA y candidato a intendente capitalino, Flavio Fama, quien interpretó que “el mayor responsable de lo que pasó el domingo en Catamarca es Mauricio Macri”.

"A un padre de familia que no puede llevar la comida a la mesa de sus hijos no se le puede proponer otros temas. No se come institucionalidad”, expresó Fama.

Luego salió el intendente de Ancasti, Rodolfo Santillán, quien recordó que cuando había propuesto en el seno de la oposición “usar la tijera para cuidar el rancho, todos me saltaron a la yugular. Y hoy los hechos me dieron la razón”.

También cargó contra Macri otro aspirante a la reelección, el intendente de Belén, Daniel “Telchi” Ríos, para quien en esta contienda el factor decisivo en el voto fue la economía. "La gente optó por lo que más le conviene, no quiere más ajuste”, dijo.
No por casualidad, el viernes el senador nacional Oscar Castillo estuvo en Belén junto a Gómez y Ríos y exhortó a votar por la boleta completa de Juntos por el Cambio. "A los ciudadanos les digo que el 27 de octubre no elegimos un gobierno más, no crean que se elige entre Macri o Fernández, se vota por el estilo de vida que queremos”, expresó.

Pero en Valle Viejo, más aún que en otros territorios dominados por el radicalismo, Jalile no tendrá ningún remordimiento en contrariar el pedido de Castillo. No solo evita cualquier alusión al Gobierno nacional sino que no le tembló el pulso para echar mano al presupuesto municipal y designar medio millar de nuevos empleados con un fin netamente electoralista: muchos de ellos son peronistas renegados que prometieron trabajar a su favor. O lo que es igual, en contra de Zenteno. Ni tampoco se fijó en gastos para organizar dos asados masivos con su flamante tropa.

Todo sea por revertir el caudal de votos que logró el peronismo en las PASO, de más de 9.700 entre las tres facciones. Casi un 60% más que lo que cosechó el caudillo chacarero con lista única. Es por eso que a sus fieles y a los nuevos les pidió que le aporten 10 votos por pera para asegurar su reelección.

Será un desafío grande para Jalile aumentar su caudal. Tanto como para el peronismo, que si logra superar sus internas, tendrá la oportunidad histórica de vencer al señor feudal.

 

Otras Noticias