EDITORIAL

El plus médico y la ética

domingo, 26 de agosto de 2018 · 04:03

El tema del cobro del denominado plus médico tiene tantas perspectivas de análisis como protagonistas. OSEP, las otras obras sociales, los médicos, las instituciones que los representan, los afiliados… todos tienen algo para decir en defensa de sus intereses. Colocar en el último lugar de la lista a los pacientes, que durante años se han visto compelidos a pagar este adicional violatorio de los acuerdos entre los médicos, a través de su órgano representativo, en este caso el Círculo Médico, y las obras sociales para poder tratar sus dolencias, no es arbitrario: son el último orejón del tarro y los que menos poder de negociación tienen. Es más, ni siquiera disponen de mucho margen para la queja – si no lo pagan, no reciben la atención- y si pretenden que al menos el desembolso se haga en blanco, la respuesta también será negativa: los médicos no emiten factura por el pago del plus.
Incluir a las otras obras sociales, no solo a OSEP, en el debate tampoco es antojadizo, porque aunque estén al día en el pago de los aranceles, son muchos los médicos de la provincia que también les exigen a sus afiliados una erogación extra.

El presidente del Colegio de Médicos de Catamarca, Guillermo Martínez, insólitamente, defendió a los profesionales que cobran el plus, añadiendo que si no lo exigen podrían estar violando normativas internas de la institución porque cobran por debajo del arancel mínimo. Es decir, para no violar estas normas internas del Colegio Médico, impulsa que violen la normativa más general que impide su cobro. Y propone, para solucionar el problema, que directamente se legalice el cobro del adicional. Tal vez podría proponer, para evitar que los médicos cobren por debajo del arancel mínimo, bajar un poco ese arancel mínimo, que ronda los 500 pesos por consulta.

Dice Martínez que los médicos que no cobran plus, es decir, que acatan lo que las normas dicen, podrían recibir sanciones éticas y deontológicas de parte del Colegio, que "es un concepto ético, por lo que si los colegas trabajan por menos de esos valores quedan supeditados a sanciones de tipo deontológicas".  La deontología, se sabe, es la rama de la ética que trata de los deberes, especialmente de los que rigen actividades profesionales, así como el conjunto de deberes relacionados con el ejercicio de una profesión. 

Para el Colegio Médico, la falta ética de cobrar por debajo del arancel fijado por la institución es más grave que la falta ética de cobrar un adicional violatorio de los convenios con las obras sociales y, peor aún, más grave que la falta ética de dejar sin atención a un enfermo que no pudo reunir los 100, 200 ó 300 pesos extras al pago de la orden que el profesional le exige "por debajo del poncho".

Nadie duda de que los profesionales médicos, como todos los trabajadores, merecen tener ingresos dignos, en consonancia con el servicio que le prestan a la sociedad. Pero también es cierto que los afiliados, que pagan sus aportes todos los meses, merecen ser atendidos y respetados. Cuando hay colisión de intereses, debe arribarse a soluciones equitativas, que contemplen  fundamentalmente la situación de las partes más vulnerables y menos escuchadas.

Otras Noticias