cartas al director

La otra verdad sobre el sistema de salud

lunes, 20 de agosto de 2018 · 04:00

Señor Director:

En representación de muchos colegas que hoy por hoy se ven devastados y dolidos por el destrato y escarnio público del que somos objeto; por aquellos que pensaron que era la mejor profesión, que por convicción y lealtad a sí mismos bregaron y lucharon por el bien común, y por el ser médico; por aquellos que hoy, por lo antes expuesto, dudan de sus propias convicciones, es que nos vemos en la obligación de mostrar esas medias verdades nunca aclaradas y nunca dichas. Porque en este contexto perverso, los fusibles de ajuste son los pacientes y los médicos prestadores. Mientras los costos en salud crecen en forma exponencial, y no por honorarios médicos precisamente, sino por medicamentos, insumos, infinidad de leyes, que obligan cada vez más a desembolsos enormes de dinero, leyes que se votan, hasta con cierto grado de demagogia y sin previsión de presupuesto que las financien, siendo el mismo bolsillo el que tiene que solventar los costos, el de los afiliados, y las espaldas de los colegas que con su trabajo subsidian en parte el sistema.
Se suma a lo expuesto la inequidad a la hora de los aportes para una magra obra social, devenida de los sueldos del Estado provincial, ajustados y enflaquecidos por una realidad económica nefasta que vivimos por una política nacional que poco tiene que ver con las necesidades de las personas en busca de salud; ergo el % a la obra social de la provincia resulta paupérrimo.
En otro orden de cosas, ¿quién determina lo que debe ganar un médico por su trabajo? Siempre termina siendo una determinación unilateral, o casi sin dejar lugar a negociaciones. Léase: no tenemos paritarias.
Cómo se conforma el costo de una consulta, la práctica más sencilla pero no la menos importante, hablemos de número, costo de horas, secretaria, etc., etc. Antes la OSEP era formadora de precios en la provincia para los demás financiadores de salud (otras obras sociales y prepagas), ahora no lo es, porque mientras el resto acordó aranceles más cercanos al mínimo ético estipulado por el Colegio Médico, hoy es de $600, nuestra OSEP no puede, y aquéllas también sufren las mismas desventuras del sistema de salud. Porque cuando nosotros preguntamos a modo de encuesta a los beneficiarios de OSEP: ¿Cuánto cree que un médico recibe a modo de pago por una consulta médica?, responden entre $350 y $750 (una creencia colectiva errónea), cuando en realidad es de $296 sin descuentos y a 90 días (sin interés por demora,) a médicos recertificados (los que tienen una especialidad y con avales cada 5 años de actualización obligatorios para ejercer) ¿Por qué 90 días? Porque desde hace 35 años el sistema de facturación es el mismo, con lo cual nuestra moneda de cambio son los "papeles" llamados consultas, solo vistos en este país, ni siquiera existentes en países limítrofes, para no hacer otras comparaciones no apropiadas. Éstos son algunas particularidades que tiene nuestro sistema de salud argentino, pero es mucho más extensa la problemática, y eso que no hablamos de la salud pública.
Muchas personas desde la visión de otras disciplinas ya hablaron y opinaron de nuestro trabajo, ahora déjennos hablar y opinar también. Mostrar la verdad es el comienzo del entendimiento, cada actor responsable en este sistema de salud debe sincerarse de cara a la población, de cara a las personas que buscan alivio para su salud perdida.

Dra. Patricia N. Bollada

Dr. Arturo José E. Lorenzo

Dr. Eduardo Gabriel Correa

Dra. María Vilma Burgos

Hay más firmas

 

Otras Noticias