|| CARA Y CRUZ ||

Lamentos macristas

miércoles, 15 de agosto de 2018 · 04:08

El ex secretario de Hacienda de la Municipalidad de Valle Viejo, Raúl Giné, expresó públicamente lo que gran parte de sus correligionarios siente y se guarda sobre el vínculo que la Nación mantiene con sus referentes provinciales. Se sienten afectados anímicamente por la atención que la Casa Rosada dedica al Gobierno provincial, tan enfática que apenas deja espacio para algún mimo de ocasión a los que se supone son los adherentes de la causa del presidente Mauricio Macri en Catamarca, quienes para colmo tienen que trasladarse en malón a Buenos Aires para que les digan que los tienen en consideración. Las palabras de Giné resaltan el hecho de que las fotos y las sobadas de lomo son gratuitas, mientras lo que liga el oficialismo local son recursos que se capitalizan en la arena política. 


El ex funcionario chacarero, que se desempeñó en otros tiempos al frente de los ministerios de Economía y de Educación, estribó en el acto realizado en el Cine Teatro Catamarca en el que el secretario de Deportes de la Provincia, Maximilano Brumec, lanzado en la carrera por la candidatura a intendente de la Capital, repartió subsidios por $8 millones a diferentes clubes. El dinero fue suministrado por la Secretaría de Deportes de la Nación, cuyo titular, Carlos Mac Allister, dio relieve a la ceremonia de repartija. “Todos los actos, todos los funcionarios que vienen de Nación, todos los recursos que han venido de Nación, fueron destinados al Gobierno provincial o al Gobierno de la Municipalidad de la Capital”, rezongó Giné. El municipio de Raúl Jalil, especificó, “recibió más de $400 millones  y Valle Viejo recibió $8 millones de pesos de ATN y ninguna plata fresca para determinado proyecto”. No le cabe en la cabeza tanta indiferencia. “No entiendo cómo el Gobierno de Mauricio Macri, que hemos trabajado en su momento y hemos luchado para que llegue -por más que digan que Catamarca es el 1% de electorado, pero un granito de arena ayuda- las veces que hemos ido y pedido o viene un funcionario nacional tiene más apoyo el Gobierno provincial. Deberían ser todos los municipios y no solo uno, que encima es de la oposición”, cuestionó.


Perversos macristas. Ni que lo hubieran escuchado. La semana pasada estuvo en Catamarca el ministro de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevere. Si bien lo recibió la protesta por los despedidos de la delegación de la Secretaría de Agricultura Familiar, inauguró un frigorífico avícola y una planta de alimentos balanceados en Capayán, junto a la gobernadora Lucía Corpacci. El lunes fue el turno del ministro de Educación, Alejandro Fionocchiaro. La agenda de ambos jerarcas no incluyó encuentros con la dirigencia o los legisladores de “Cambiemos”. Con pretensiones compensatorias, una comitiva catamarqueña se trasladó a Buenos Aires, donde mantuvieron encuentros y se tomaron fotografías con los referentes de la Mesa Nacional de “Cambiemos” Francisco Quintana (PRO) y Maxi Ferraro, el titular del Instituto Nacional de Capacitación Política Luis Juez, el ministro del Interior Rogelio Frigerio y el secretario del Interior Sebastián García de Luca. Los invitaron con café y analizaron, dicen, la realidad política de Catamarca ¿Se habrán abordado los sistemáticos ninguneos al macrismo provinciano que el funcionariato nacional perpetra en sus visitas? ¿O la ausencia de protagonismo que tienen los macristas catuchos en gestiones a favor de la provincia? Tal vez hubo reproches por el modo en que se facilita que el Gobierno de Lucía Corpacci capitalice con exclusividad los raleados favores nacionales. Tal vez, también, haya habido réplicas de los coroneles de la Casa Rosada. Todavía no alumbra el PRO de Catamarca una figura con potencial para proyectar y consolidar, alguien que habilite esperanzas de imponerse en elecciones, superando a Eduardo Brizuela del Moral, que encadena derrotas desde 2011. Es probable que en Buenos Aires esperen a que eso ocurra para pasarles pelota a sus acólitos de Catamarca.
 

Otras Noticias