EDITORIAL

Jubilaciones en riesgo

jueves, 11 de octubre de 2018 · 04:00

La estrepitosa caída de recursos que sufrió en los últimos meses el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSES hace peligrar el futuro del sistema previsional. Esto es, pone en duda la capacidad del organismo de contar en el futuro mediato con los recursos suficientes como para seguir abonando los haberes de jubilados y pensionados.

El mencionado fondo fue creado cuando en 2008, cuando se decidió reestatizar el sistema. Las AFJP habían sido un formidable negocio para las administradoras, pero no para los jubilados y pensionados, mucho menos para los trabajadores que aspiraban a lograr en el beneficio en el futuro.

El FGS se conformó entonces con una cartera heredada del viejo sistema, conformada por activos financieros e inversiones en el terreno productivo que pasó a manejar el organismo previsional. Esos recursos son lo que precisamente deben garantizar el pago de los haberes previsionales cuando se den situaciones de extrema necesidad.

En 2015, los recursos del fondo tenían un valor de aproximadamente 66.000 millones de dólares. Al 31 de julio de este año, el monto había bajado a 35.000 millones de dólares, según el cálculo realizado el especialista previsional Miguel Fernández Pastor, que hace poco visitó Catamarca, en base a datos oficiales.

La sangría de recursos se precipitó este año por la baja en la cotización de los bonos del Estado nacional y la caída de las acciones, que representan el 76,4 por ciento del FGS, en ambos casos como secuela inevitable del proceso devaluatorio y de la pérdida de la confianza en la economía argentina.

Los datos no han sido actualizados aún, pero es un hecho que el proceso de deterioro de la cotización de los activos e inversiones continuó, considerando por ejemplo que agosto fue un mes convulsionado y con fuerte tendencia a la devaluación, por lo que no extrañaría que el FGS esté en la actualidad por debajo de los 30.000 millones de dólares.

Otro aspecto a considerar respecto de la evolución de los recursos del fondo es que en el acuerdo entre el gobierno argentino y el FMI se contempla, a partir de mayo del año que viene, el pago de prestaciones corrientes de esa caja de la ANSES, lo que contribuiría a sumar interrogantes sobre la propia sustentabilidad del sistema.

Para Fernández Pastor, la habilitación para utilizar los fondos con ese fines significa que “en los próximos meses comenzará la liquidación final de las reservas técnicas del sistema de seguridad social argentino”.

Ya la ley de blanqueo de capitales de 2016 había habilitado a liquidar activos del FGS para financiar la “reparación histórica” sin necesidad de obtener una autorización parlamentaria.

Lo cierto es que el sistema previsional es hoy deficitario, por lo que los aportes del FGS se han vuelto imprescindibles. El problema es que la mala gestión de la economía nacional ha traído como consecuencia la caída muy pronunciada de esos recursos. De no revertirse rápidamente esta tendencia negativa, el futuro de las jubilaciones y pensiones está nuevamente en riesgo.

Otras Noticias