jueves 1 de diciembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
|| CARA Y CRUZ ||

El cónsul de Santa Cruz

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Redacción El Ancasti
El diputado provincial Oscar Pfeiffer, electo por el Frente para la Victoria, formalizó en la sesión del miércoles su decisión de dejar la bancada oficialista y conformar el bloque unipersonal "Cristina Conducción”. Subrayó en la nota elevada a la Presidencia del cuerpo que esta nueva escisión que sufre el grupo parlamentario del Gobierno no obedece a diferencias con la gobernadora Lucía Corpacci. Por el contrario, Pfeiffer está tan absolutamente consustanciado con la mandataria que se dispone a liberarla de unos terribles entripados políticos que la atormentan. "El objetivo primario aunque no único, es señalar las disidencias con el gobierno nacional, relevando al Ejecutivo provincial de la compañera de tal posicionamiento”, explicó el solitario integrante de "Cristina Conducción”. Lo novedoso del hecho político no ha sido hasta ahora justamente aquilatado. Se trata de la institucionalización de la hipocresía: para saber lo que la gobernadora Corpacci realmente piensa sobre el Gobierno nacional, será preciso remitirse a las opiniones de Pfeiffer, consagrado como el "relevo”, según se ocupó de enfatizar, para tales menesteres. Como para llevar adelante la tarea le ha sido imprescindible a Pfeiffer sacrificar su pertenencia al bloque del Frente para la Victoria, debe interpretarse que los integrantes de esta bancada comparten la "capitis diminutio” de la jefa de la administración provincial para expresarse. La gente del macrismo, alborotada, se atropella por alcahuetear en la Casa Rosada la singular distribución de tareas en el oficialismo catamarqueño. Colapsaron los teléfonos y el whatssap: "Díganle a Mauricio que no le crea nada a esa bruja de la Corpacci cuando se juntan a tomar el té. Solamente quiere las obras y la plata”.


Ya que se desconoce la opinión de Corpacci sobre la aparición de su exégeta, y en cambio es público y notorio dónde forma Pfeiffer, hasta que la Gobernadora no se pronuncie el unipersonal "Cristina Conducción” funcionará como consulado de la República de Santa Cruz. No cabe más que felicitar a Pfeiffer por sus triunfos: a la condición de líder del Partido Intransigente y legislador provincial suma ahora la de cónsul santacruceño, con la diputada nacional Verónica Mercado como enlace entre él y la gobernadora del distrito patagónico, Alicia Kirchner. "Cristina Conducción” completa el movimiento iniciado a principios de julio, cuando la Mercado y Pfeiffer relanzaron en conferencia de prensa el kirchnerismo provinciano, y continuado con un micropiquete de repudio a Macri durante su visita a la Fiesta del Poncho, ocasión en que lo recibió Corpacci. Pero hasta el miércoles las manifestaciones de incondicional amor a Cristina eran gratuitas. La apertura del consulado a cargo de Pfeiffer requerirá algunos desembolsos adicionales, que no afectarán a la caja de Santa Cruz, sino a la de la Cámara de Diputados de Catamarca. Un consulado, por muy unipersonal que sea, no puede funcionar sin gastos de bloque, asesores, empleados, becas, subsidios, viáticos, etc; menos cuando, aparte de representar a Santa Cruz, debe expresar lo que la Gobernadora realmente piensa.


Han de considerarse también las necesidades materiales de organizaciones sociales tipo Tupac Amaru, Martín Fierro, Kolina o La Cámpora que, aunque también se referencian con Verónica Mercado, no cuentan con los ingresos de una dieta mensual y necesitan forrajearse. Han quedado bastante desatendidas desde que el kircherismo dejó la Casa Rosada, pero seguramente el consulado de Pfeiffer podría satisfacerles algunas urgencias para que vuelvan a tomar el protagonismo y entusiasmo que tenían en los tiempos de presupuestos gordos. Con el consulado "Cristina Conducción", la representación oficialista en diputados se divide en cuatro; se suma el nuevo enclave al Frente para la Victoria, la Renovación Peronista y Participación Plural. Pero el que tiene la papa, la llave del pensamiento vivo de Lucía Corpacci, es el cónsul Pfeiffer.
Seguí leyendo

Te Puede Interesar