sábado 28 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Audaz y desafortunada comparación

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
30 de julio de 2008 - 00:00
Entre las dispersas ceremonias por el aniversario de la muerte de Eva Perón, se destacaron las declaraciones de la vicegobernadora Lucía Corpacci, quien no dudó en encasillar a la Abanderada de los Humildes, ícono no sólo del justicialismo sino de toda la sociedad argentina, dentro de la facción kirchnerista. Corpacci consideró que, si Evita viviera, se habría colocado del lado del matrimonio Kirchner, concretamente de Cristina, en la pelea por las retenciones móviles al agro. Es más probable, en realidad, que Evita se decepcionara bastante con los representantes que tiene el peronismo actual, Corpacci incluida, y repudiara las utilizaciones políticas que pretenden hacerse de su memoria. No pueden ni compararse las retenciones móviles que quiso implementar el Gobierno nacional con la profunda política de redistribución del ingreso que llevó adelante el primer peronismo. Y el consenso social sobre el que se sostuvo esta política redistributiva en la década del ´40 contrasta fuertemente con el generalizado rechazo a las disposiciones de la Casa Rosada, que se vio obligada por eso mismo a derogarlas después de someter durante cuatro meses a la Argentina a un estéril enfrentamiento. Le faltaría a Corpacci comparar las movilizaciones convocadas por Néstor Kirchner, armadas con los bolsones del clientelismo bonaerense y arriadas por personajes como Luis D´Elía, con el 17 de octubre, para completar el cuadro del desvarío.*****Carece de perspectiva histórica la vicegobernadora. Si algo quedó en claro en el último conflicto con el campo es la miopía del Gobierno nacional, que se empecinó en aplicar un impuesto aduanero en detrimento de las provincias y actuó con tanta torpeza que terminó aislándose y atado a alianzas con algunos de los sectores más anacrónicos de la política, entre los que se cuenta el senador nacional Ramón Saadi -primo hermano de Lucía Corpacci-, protagonista de un papelón lamentable. El primer peronismo, conducido por Juan Domingo Perón, hizo lo que hizo porque interpretó el pulso de la historia y contó con el respaldo de las mayorías. Tan es así, que la reacción gorila tuvo que recurrir a la violencia para derrocarlo y proscribirlo luego ante la imposibilidad de derrotarlo electoralmente. Evita fue, hasta su muerte, una figura brillante de ese tiempo. No ha demostrado el matrimonio Kirchner tener semejante envergadura política. Por el contrario, dilapidaron en tres meses el consenso logrado en octubre del año pasado, por un capricho administrativo. Comparaciones como las de Corpacci no hacen más que dejar en evidencia, por el dislate, la mediocre estatura como estadista que tiene la pareja gobernante. *****La aprobación de un salario mínimo de 1.200 pesos a partir de agosto y de 1.240 pesos desde diciembre, por parte del Consejo del Salario y de la Productividad que encabeza el ministro de Trabajo de la Nación, Carlos Tomada, va a poner en serios aprietos a muchas administraciones provinciales, y especialmente a los municipios del interior. Si bien el planteo básico del Consejo es que esta mejora beneficiará a unos 300.000 trabajadores que no están incluidos en los convenios colectivos de trabajos, es innegable que el mínimo salarial tiene un valor de referencia para todo el país. De hecho, ayer, en el Ministerio de Hacienda de la Provincia se comenzó a estudiar en detalle cómo podría incidir esta medida en la planilla de los empleados públicos, puntualmente en los de categorías bajas, que son la mayoría.*****Pero más grave aún será el problema en los municipios pequeños y no tanto. Es que si ya tienen serias dificultades para pagar los sueldos actuales, se las verían en figurillas con una nueva escala. Sin ir más lejos, este mes fueron 14 comunas las que tuvieron que acudir al Fondo de Emergencia de la Comisión de Participación Municipal en busca de auxilio para hacer frente al aguinaldo. Los gremios estatales, ni lerdos ni perezosos, anticiparon que pedirán al Gobierno provincial que les pague aquel mínimo a los contratados y piden que los municipios hagan lo propio con sus empleados, cuyo básico actualmente es de 1.030 pesos. Uno de los municipios más complicados sería el de Valle Viejo, al mando del radical Gustavo Gallo Jalile, al que se le rechazó un pedido de préstamo para el aguinaldo -por cuanto no alcanzaba la ecuación financiera exigida- y, por lo tanto, se las tuvo que arreglar con sus propios recursos. Pero ahora, además, se le agravan las cuentas porque no consigue que la Nación le devuelva los 2 millones de pesos que gastó de sus regalías mineras para hacer la avenida de Circunvalación y un tramo de la ruta 38. En suma, si a todo esto debe añadirle un aumento de sueldos, su municipio corre peligro de convertirse en un polvorín.
Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
concepciones contrapuestas

Te Puede Interesar