miércoles 7 de diciembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
por la última fecha del grupo d

Argentina quedó afuera al empatar con Honduras 1 a 1

El seleccionado Sub 23 pudo haber ganado el partido, pero también pudo haber caído por dos goles de diferencia.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Redacción El Ancasti

El seleccionado argentino de fútbol fue eliminado ayer en la primera ronda de los Juegos Olímpicos Río 2016 al empatar con su par de Honduras 1-1 en el tercer y último partido del grupo D disputado en el estadio Mané Garrincha de la ciudad de Brasilia.

El delantero Antony Lozano, en el tercer penal del partido, convirtió el gol hondureño a los 29 minutos del segundo tiempo y Mauricio Martínez, a los 48' de la misma etapa, marcó el empate que no le sirvió al conjunto nacional.

Previamente, en la última jugada del primer tiempo, el arquero Gerónimo Rulli, figura en medio del desconcierto argentino, le atajó un tiro penal a Bryan Acosta y en la segunda parte, a los 10', Ángel Correa, la gran decepción del torneo, desvió su tiro desde los once metros.

El equipo dirigido por Julio "Vasco” Olarticoechea finalizó en el tercer lugar del grupo D con cuatro puntos, producto del triunfo sobre Argelia (2-1) y de este empate, pero por peor diferencia de gol quedó detrás de Honduras y Portugal, ambos clasificados a cuartos de final de la competencia.

En el mediodía caluroso de la capital brasileña, Argentina se despidió de los Juegos Olímpicos a los que llegó con la ilusión de repetir lo obtenido en Atenas 2004 y Beijing 2008 (oro en los dos Juegos) pero ni el juego mostrado en los tres partidos ni el contexto del fútbol argentino ayudaron a que la historia termine bien.

Con un cuerpo técnico limitado dado que Pablo Calderón ofició de preparador físico y ayudante de campo, el "Vasco” se encontró con un plantel de buenos jugadores, con alta proyección pero que en los tres compromisos quedó en evidencia la falta de una idea de juego y escasez de trabajo.

Argentina igual pudo haber clasificado a los cuartos de final ya que en el primer tiempo tuvo situaciones para abrir el marcador e incluso el penal desviado de Ángel Correa cambiaba el rumbo del partido, pero el destino quiso que la historia termine como empezó: mal.

Antony Lozano, un humilde y joven delantero que milita en la segunda división española, logró convertir el penal que Correa, una de las máximas promesas del fútbol mundial, había tirado afuera en el inicio de la segunda parte.Rulli, quien falló ante Portugal pero salvó al equipo en los otros dos partidos, logró atajar el primer penal que él cometió pero en el segundo no le alcanzó para enmendar el error de Gianetti, quien derribó al hondureño Alberth Elis. No obstante, el arquero de Real Sociedad, que portó la cinta de capitán por la ausencia de Cuesta (expulsado), terminó siendo uno de los puntos altos del equipo. La eliminación es una frustración más para el fútbol argentino que hace varios años está en crisis.

Te Puede Interesar