domingo 8 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Inflación

Está el bien, pero no tiene precio

El pequeño (y dramático) paso entre el aumento de precios y la distorsión de precios

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
29 de marzo de 2022 - 09:35

Noa Productivo dialogó con el economista y docente universitario Marcelo Altamirano en el intento de entender las características del proceso inflacionario que, desde hace décadas, impacta en nuestro país y lo convierte en el tema de debate permanente y hoy en plena efervescencia.

Con mirada catamarqueña, el economista reconoce el escenario como su campo de ideas, pero sostiene que las teorías y las soluciones de escritorio se frustran ante una realidad implacable que pulveriza los esfuerzos y se come el salario.

Una problemática de raíces multicausales que en definitiva habla de la razón de ser de la economía; la distribución de la riqueza. Un problema en el ADN del país, un problema económico y probablemente un problema para llevar al diván.

El economista Marcelo Altamirano, define el lugar que ocupa este tema en la realidad económica, “la inflación es el gran tema porque los argentinos estamos acostumbrados a la dinámica de la inflación, cualquier persona tiene algo genético de estar acostumbrados a los vaivenes de precios. El problema es cuando eso se acelera, cuando eso ya deja de ser inflación desde el punto de vista del concepto del aumento de precios para pasar a ser el concepto de la distorsión de los precios relativos, es decir, no saber cuánto vale algo”.

El momento que muestra la evidencia más palpable es cuando “no podemos asociar el bien con su precio, cuando eso pasa se complica. Vas a comprar una rueda para tu bicicleta, en un lugar esa rueda vale $1500 y te cruzas al frente y vale $1000 o $2000, o te la cobran porque la palabra valor es otra cosa. Entonces eso es lo que pasa, porque cuando es sistemático el 50% anual de inflación, un movimiento de ese 50% genera esta distorsión. Te doy un ejemplo, el mismo contexto que está rodeando a la Argentina rodea a todo el mundo: en Estados Unidos se está discutiendo que ha pasado o que está pasando para que de un año a otro se haya duplicado la inflación, obviamente ellos hablan del 4% anual y están bordeando el 10%”.Ese porcentaje en nuestro país sería una buena noticia, pero no deja de ser un incremento del 40% en el proceso inflacionario. El problema de la inflación está condicionando la política económica en el mundo, no solo en la Argentina, y no desde ahora sino desde hace bastante tiempo”, afirmó.

- “Guerra a la inflación”, ¿se puede hablar de un problema estructural en nuestro país?

“Hay una parte que es social o en todo caso cultural, estamos acostumbrados a esta historia de ir corriendo la carrera con respecto de los precios. Ahora, hemos aprendido que es multidireccional o, en todo caso, que hay un montón de variables que tienen que ver”. “Tiene que ver la política, tienen que ver las internas de la política, tienen que ver los monopolios, tiene que ver la emisión de dinero, tiene que ver el gasto público, todo tiene que ver en esa construcción pero fundamentalmente, creo yo, es una construcción más de tipo social en términos de distribución que otra cosa. El problema es que estamos en el 50% anual hace 3 años por lo menos, desde los últimos dos de MauricioMacri más los dos de la pandemia y de Alberto Fernández, venimos en un promedio entre el 40% y el 50% anual”.

- Por qué ahora es más preocupante que antes?

Para el docente de la UNCa, la preocupación es que el fenómeno impacta por sobre todas las cosas en los alimentos, “de enero a esta parte se ha acelerado tanto y sobre todo en el lugar donde más nos pega a aquellos que vivimos en pesos, que es el tema de los alimentos. Casi 7% en enero, casi el 9% en febrero. Esto te da una proyección muy compleja ya que la tasa va a estar rondando el 60 o el 70% al año. Porque marzo lo que va a tener adentro es aumento de tarifas, de combustibles, de útiles escolares, etc. Ahí es donde la cosa se empieza a complicar mucho”. Sobre esta realidad llegaron los anuncios de enfrentarla de plano.

Razones

“Multicausal, pero hay 2 o 3 causas que son determinantes. Por un lado lo social, parte de lo que tiene que ver con la economía tiene que ver con la confianza, sostiene el valor el peso, y ¿cuáles serían las causas más puntuales sobre las que tendría un gobierno que apuntar para tratar de ponerle un freno a todo esto? “Primero la política de no pelearse entre ellos, de manera que no haya una suerte de idea de que nadie conduce este barco, me parece que ese es un elemento central. Pero el otro es entender cuál es la estructura económica de nuestro país. Nuestra estructura económica, por mucho que duela, es una estructura de tipo oligopólica. O sea, hay diez u once empresas que manejan todo el volumen de exportación, entre cinco y seis empresas que manejan productos estratégicos, seis o siete empresas que manejan los combustibles, entre diez y once empresas alimenticias lideres; entonces cuando vos tenés un mercado muy concentrado en casi todos los bienes es muy complejo, si esos sectores no tienen la voluntad política de discutir lo que en español sería una discusión sobre la renta, entonces es muy complicado”.

Un modelo

Una explicación, plausible y simple, de un modelo económico, es resumida por Altamirano a su nivel más básico, “el producto de un país, cuando se le paga los recursos, se divide en sueldos y salarios, en interés y beneficios y en rentas. Los sueldos y salarios van para la parte del recurso trabajo, intereses y beneficios para el recurso capital, y la renta para los recursos naturales. Entonces, esa discusión es cómo reparto eso en el pago de los recursos para poder significar luego un mecanismo de compra simple. Las acciones privadas modifican las teorías y los egoísmos complican el accionar,”Yo me acuerdo, tenía una charla con una serie de empresarios y les preguntaba “¿qué es el sueldo y el salario para su empresa?” Un costo, entonces los costos uno aprende que tienen que estar bajo para obtener rentabilidad. La segunda pregunta era “¿qué les resulta para usted los sueldos y salarios pagados por otra empresa?” Y no encontraba una respuesta, bueno los que paga otra empresa son tus ingresos, tus potenciales ingresos. Entonces, ¿a usted qué le conviene? ¿Que las otras empresas paguen los sueldos altos para que usted tenga potencial de ingreso más alto? Esa lógica proactiva del mecanismo de la economía cuando alguien dice “no, yo quiero acaparar” termina cerrando el circuito.

- En la economía, ¿se puede pedir empatía? ¿o hay que llegar a un libreto de medidas que generen una decisión forzada?

“Esa es una decisión política. En la teoría económica uno podría mostrar modelos y construir modelos que te planteen políticas económicas que sean de desarrollo equilibrado. Eso se puede construir y se ha construido y hay bibliografía abundante sobre eso. El tema es cómo tomas la decisión de la aplicación de las políticas. Hay gobiernos que piensan que es por consensos, que todos debieran estar de acuerdo, que no habría que romper los lazos comunicantes de la sociedad; y hay otros que dicen que no alcanza con esto porque la famosa frase “les hablé con el corazón y me contestaron con el bolsillo”, que la repiten durante mucho tiempo muchos ministros de economía, pero esto ya es una decisión política”. En economía hay modelos de equilibrio general que te permiten diseñar políticas económicas que sean equilibradas o de desarrollo equilibrado, existe, es posible.

- Sostenés, Marcelo, que “en la economía lo que se plantea es la distribución” o “el secreto de la economía es cómo ejecutar la distribución de los recursos en un país”

La teoría económica lo que estudia o lo que trata de entender es cómo se produce un intercambio entre las personas. No importa si de dinero por bienes, de bienes por bienes, de servicios por servicios, lo que importa es cómo ese intercambio se produce, en qué contexto se produce. Entonces cuando se lo mira así, básicamente, eso es el estudiar Economía, estudiar economía es estudiar las relaciones económicas entre las personas o grupos de personas.

Contextos que avasallan

- Hay medidas concretas, lo han hecho distintos gobiernos, precios fijos, precios cuidados, retrotraer los precios como salió ahora al 10 de marzo ¿Esto termina funcionando? ¿estás convirtiendo la economía en una olla a presión?

Hay de todo. Hay un caso que uno suele comparar, uno trata de hacer estudios comparados. Ubicate la fecha, 1973, nadie podía discutir la hegemonía del peronismo en el país, estaba Perón en el país, etc. Y sin embargo el boom de los precios de la OPEP con el tema del petróleo y que en su momento después se va a terminar llamando como “la crisis del petróleo”, fue tan fuerte que a pesar de ese contexto político hegemónico que se daba en la Argentina, los precios de los combustibles comenzaron a presionar en forma muy fuerte con respecto a la economía. Entonces cuando los precios del combustible se empiezan a mover, en un país tan grande como el nuestro, donde el flete para la mercadería tiene que ver, donde la concentración productiva está en determinados lugares del país y tiene que trasladarse hacia el resto desemboca, desemboca en 1976, 1975, Rodrigazo, etc.

- Uno lo ve en las redes sociales y deja de ser un rumor para ser una opinión, la protesta de la gente o la satisfacción se transforman en hechos tan contundentes por la multiplicación que, si dicen los economistas que buena parte (de la economía) se sostiene en la confianza, ahí se termina destruyendo. Estás en un mar de tormentas permanente….

“Y no sólo eso, sino que lo que pasa es que el enojo te surge de que tu sueldo no te alcance, de que vos pienses de que los derechos no son para vos sino que son para algunos, etc. Ese enojo lo que hace fundamentalmente es ser caldo y cultivo para aquellos que construyen a partir del enojo de las personas escenarios que le son favorables en términos económicos. La propia guerra lo está demostrando.Vos fíjate que todo el excedente que se le genera en términos de petróleo a Rusia por el hecho de que EE.UU. y algunos países no le compren, rápidamente fue tomado por India en una idea de intercambio de rublos por rupias, y ese flujo está yendo hacia la India. Entonces vos decís, la sanción económica del poderoso EE.UU., aparece una India que es un monstruo también en términos productivos, bueno en Argentina también con algunas cosas pasa lo mismo”.

Oportunidad

“Uno podría mirar a la guerra como una oportunidad por ejemplo, como lo fue en 1940. Bueno, “qué gran oportunidad para atraer inversiones para que surja lo de Vaca Muerta, y que el gasoducto… etc.”. Pero qué pasa, sube el precio del trigo, Argentina va a tener, yo creo, por ejemplo en estos próximos meses/años, va a tener una suerte de tranquilidad en el frente cambiario porque suben los precios de los commodities, la cosecha no va a ser tan mala porque llueve más, digamos estamos entrando en otro ciclo de esa naturaleza, por lo tanto la liquidación de lo exportado va a ser fuerte, el acuerdo con el fondo está firmado por lo tanto van a entrar dólares frescos en repago de lo que se debe, entonces, de repente, las reservas en la Argentina van a estar “altas” para lo que eran, se van a recuperar, y eso va a dar una paz cambiaria y esa paz cambiaria va a dejar de presionar por la inflación”.

- También nos reproducimos en una sociedad que a veces no aprovecha esa ventaja y no dije los políticos, todos. Somos parte de todo este proceso.

“Exactamente, hay una frase que estamos acuñando con los chicos cuando discutimos todo este proceso: “las sociedades no tienen el Estado que se merecen sino el Estado que se les parece”. “Ojalá que el Gobierno y la oposición entiendan de que necesitamos, los seres más comunes, lo que vivimos el día a día , porque hay muchísima gente que se levanta temprano, que se esfuerza, que le pone ganas, que paga los impuestos… ojala entiendan que nos merecemos una vida un tanto más tranquila”.

Definiciones

• “Las herramientas que tenemos los economistas para analizar la realidad me da la sensación que están obsoletas, que interpelan a la propia disciplina, a varias disciplinas no sólo a la economía, en términos de cómo entender que es lo que está pasando y desde cuando está pasando”.

• “Las sociedades no tienen el Estado que se merecen sino el Estado que se les parece”.

• “Hay un montón de noticias buenas a costo de una tragedia ajena (guerra). Ahora, el problema es que si vos tenés un entorno en términos políticos y sociales conflictivos, lo más probable es que no la puedas administrar”.

• “Tengo algunas mesas de discusión donde dicen “saquemos el supuesto de la bondad humana, y ¿qué es lo que pasa?” bueno, pasa lo que nos está pasando”.

• “Tenía una charla con una serie de empresarios y les preguntaba “¿qué es el sueldo y el salario para su empresa?” Un costo, manifiestan, entonces los costos uno aprende que tienen que estar bajos para obtener rentabilidad. La segunda pregunta era “¿qué les resulta para usted los sueldos y salarios pagados por otra empresa? ” Y no encontraba una respuesta, bueno los que paga otra empresa son tus ingresos, tus potenciales ingresos. Entonces, ¿a usted qué le conviene?”

Seguí leyendo

Te Puede Interesar