sábado 15 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Advirtió que no hay delito

Memorándum con Irán: el fiscal desistió de sostener la acusación contra Cristina Kirchner

"Se trata de cuestiones políticas, no justiciables", sostiene el dictamen. Sostuvo que fue irregular la reapertura de la causa.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
16 de noviembre de 2021 - 08:16 Por Redacción El Ancasti

El fiscal ante la Cámara de Casación Penal, Javier De Luca, desistió de sostener la acusación y la apelación para que se haga el juicio oral en la causa del Memorándum de Entendimiento con Irán. Recordó que su posición desde un comienzo en el expediente fue que no existió delito en la firma de ese pacto y que, por lo tanto, tal como determinó el Tribunal Oral Federal 8 (TOF 8), corresponde el sobreseimiento de Cristina Fernández de Kirchner y el resto de los imputados que habían sido responsabilizados por el supuesto encubrimiento de los iraníes sospechosos del atentado a la AMIA, según la denuncia que hizo el fallecido fiscal Alberto Nisman en enero de 2015.

"No existe necesidad alguna de realizar el debate oral y público que se reclama, porque su realización no podría arrojar ningún otro resultado que la absolución (...) Hacer tal cosa, además, implicaría incumplir otros de nuestros deberes, porque los fiscales tenemos la obligación de no someter a las personas a un proceso penal por hechos que no constituyen delito alguno, y coadyuvar a que su situación ante la ley y la sociedad sea resuelta de una vez y para siempre", escribió De Luca, en un texto crítico con su colega Marcelo Colombo, quien reclamaba el juicio. 

Analizan enjuiciar a impulsores de la causa por el memorándum
  • Cristina advirtió que la causa del memorándum es "un disparate judicial" y apuntó a Macri
  • Después de la resolución del TOF 8, que determinó los sobreseimientos, tanto el fiscal Colombo como las querellas de la DAIA y de los familiares de víctimas del atentado recurrieron a la Cámara de Casación con un planteo para revocarlos y para que el juicio oral se haga sí o sí. Interviene la Sala I, integrada por Ana María Figueroa, Daniel Petrone y Diego Barroetaveña. El dictamen de De Luca tiene mucho peso: es quien representa a la sociedad y tiene la facultad de acusar el que desiste de continuar con la causa.

    El tribunal, de todos modos, tiene que analizar los planteos de las querellas, que incluso pueden hacer nuevas presentaciones hasta este jueves. Como la cámara debe convocar a una audiencia donde participen las partes, es probable que la resolución se dilate e incluso tal vez no llegue hasta febrero. Para ese entonces, además, hay alguna posibilidad de que cambie la integración de la sala de acuerdo a como se reorganice el tribunal cuando elija nuevo/a presidente/a. 

    De Luca plantea algunas cuestiones en total coincidencia con el TOF 8, como que no se puede equiparar un pacto con un delito. "La firma de un tratado internacional entre dos potencias soberanas no puede ser la base fáctica de un delito y las motivaciones o ultraintenciones que pudieran haber tenido los distintos actores que intervinieron en las negociaciones previas, redacción, sanción, aprobación o ratificación, tampoco. Su acierto, conveniencia o error no es asunto que incumba al Poder Judicial, porque se trata de cuestiones políticas, no justiciables (...) se trata del ejercicio de una potestad constitucional", señala. 

    Del mismo modo subraya que las especulaciones sobre la supuesta finalidad de encubrimiento no tienen asidero. "No puede considerarse que se ayuda al delincuente o se entorpece el acto de autoridad cuando se conforma un procedimiento para que imputados prófugos --con pedidos de captura vigentes-- sean traídos a proceso", sostiene, en alusión al mecanismo que preveía el Memorándum para lograr que los iraníes sospechosos del atentado finalmente declararan como imputados, algo que de otro modo era imposible ya que Irán no extradita. A eso se suma el hecho de que, en rigor, las alertas rojas y pedidos de captura internacional nunca cayeron ni se tramitó nada de ese tenor. 

     

    Te Puede Interesar