Vialidad Nacional

Informes denuncian que el gobierno de Macri frenó 51 obras viales ya avanzadas en 17 provincias

Las causas de la paralización son que se trataba de provincias con gobiernos opositores, se buscaba favorecer a empresarios amigos o se denunciaban sobreprecios que luego no se comprobaban.
lunes, 24 de febrero de 2020 · 09:00

Vialidad Nacional, durante el mandato del macrismo, paralizó 51 obras en rutas de 17 provincias distintas cuando ya registraban muchísimos avances en diciembre de 2015. En algunos casos el avance físico era mayor al 50 por ciento e incluso al 70 por ciento, pero aun así fueron paradas. Así lo asegura un informe elaborado por las actuales autoridades del organismo. Esta situación fue reiteradamente denunciado durante los años anteriores tanto por Sindicato de Trabajadores Viales, que lidera Graciela Aleña, como por Fabián Catanzaro, al frente de la Federación del Personal de Vialidad Nacional.

Entre las causas de esta paralización se mencionan las siguientes: porque se trataba de obras en provincias manejadas por el peronismo o partidos provinciales y porque se decidió usar el dinero para obras en distritos de Cambiemos, principalmente CABA. La segunda razón de muchas parálisis fue la jugada de ahogar a la constructora con el objetivo de pasar la obra a empresas cercanas al gobiernoo. La tercera, porque sugerían que había sobreprecios en licitaciones lanzadas por el kirchnerismo, mandaron a revisar y en casi todos los casos terminaron manteniendo las licitaciones originales. 

Un informe de la Federación del Personal de Vialidad Nacional indica que:

  • La licitación de obras cayó de 161 por año, entre 2004 y 2015, a apenas 31 entre 2016 y 2019.
  • Las obras en ejecución pasaron de 600 a 200, lo que demuestra los niveles de paralización.
  • La Federación no sólo afirma que hay 51 obras paralizadas --coincide con la conducción de Vialidad-- sino que existen otras 60 neutralizadas, que es un forma de decirle al contratista que se lleve las máquinas y que no corren las multas ni los tiempos de cumplimiento.

El frenado de las obras produjo un fuerte impacto negativo en el empleo. Buena parte de las constructoras debieron despedir personal y algunas pymes del sector hasta entraron en crisis total y cerraron. 

En el informe de Vialidad se mencionan algunos detalles que llaman la atención:

  • De las 51 obras paradas, en 21 no se hizo nada después de 2016, o sea directamente se abandonaron. 
  • Según las licitaciones vigentes en diciembre de 2015, la casi totalidad de las obras, 46 de las 51, deberían estar terminadas en este momento. Y, como es obvio, no está terminada ninguna.
  • De las 51 obras, 31 tenían un avance superior al 50 por ciento en diciembre de 2015 y 10 registraban avances superiores al 90 por ciento. En estos últimos casos, la estrategia fue no terminar y dejar la obra como estaba.

 

Otras Noticias