sábado 13 de julio de 2024
Tierra del Fuego

Coronavirus: estuvieron casados 53 años y murieron con una hora de diferencia

Por Redacción El Ancasti

Un matrimonio oriundo de Río Grande, Tierra del Fuego, falleció por coronavirus con apenas una hora de diferencia, luego de 53 años de pareja. Claudio Boyadjian y Miriam Muñoz Aguila, de 88 y 86 años, perdieron la vida el martes 10 de noviembre en la lucha contra la enfermedad, por la que ya fallecieron más de 35 mil personas en Argentina. 

Insuficiencia respiratoria por una afección pulmonar fue el diagnóstico de ambos decesos. Ambos tenían patologías de base y una edad avanzada que los convertía en pacientes de riesgo: él, además, era diabético. 

“Se cuidaban mucho. Vivían prácticamente encerrados. Salían para hacer compras o ir a la farmacia. Ellos, más allá de su edad, tenían buena salud. No sé cómo el virus entró a la casa o dónde se habrán contagiado”, contó uno de los hijos de Claudio. Un día lo llamó y atendió su sobrina Jazmín. Le contó que no se sentían bien. “Hablé con mi papá y lo noté mal, cambiado. No era el mismo por su manera de hablar. Respiraba mal, estaba raro. Después hablé con Miriam y estaba muy cansada”, relató.

Claudio tuvo fiebre desde el primer día de sintomatología. Miriam no levantó temperatura: había experimentado un sentimiento de fatiga y decaimiento general. Hugo le sugirió a su hermano Vïctor, que si el cuadro se complicaba iban a necesitar internación y asistencia respiratoria. Al día siguiente, el jueves de la semana pasada, ingresaron al Cemep. El hisopado le dio positivo a Claudio. Por ser contacto estrecho, Miriam también fue reconocida con la enfermedad.

Los primeros días manifestaron estabilidad. A los pocos días, Miriam ya presentaba fiebre y Claudio se mostraba desorientado. “No sabía dónde estaba, pero seguía estable: no mejoraba ni empeoraba”, indicó su hijo. El último domingo había desconocido a Víctor. Iba al baño y volvía cansado. La descompensación fue inesperada y fugaz. El lunes por la mañana el cuadro clínico de Miriam empeoró estrepitosamente. Claudio la siguió. En el mismo día y en la misma hora fallecieron por coronavirus. Habían estado 53 años juntos. No estuvieron un día separados.

Río Grande llora la pérdida del matrimonio. La provincia está conmovida. Claudio Boyadjian había sido pionero, fundador. El 4 de septiembre de 2013 fue reconocido por el Senado de la Nación tras la presentación del por entonces senador nacional Mario Jorge Colazo. El proyecto declara que “entregó su vida al desafío de reafirmar la soberanía nacional, forjando un marco de desarrollo poblacional homogéneo en la provincia más joven y austral de nuestro país”. Solicitaba la distinción porque entendía que “por el esfuerzo realizado, por todo el camino desandado, por el sacrificio y el coraje, le debemos este merecido reconocimiento a la invaluable tarea de construir patria en nuestra querida Nación Argentina”.

Claudio era francés, de antepasados armenios, y vivía en Argentina desde los 12 años. Junto a Miriam tuvieron 6 hijos, 10 nietos y 4 bisnietos, detalla el sitio El Sureño. Eran también los tíos de la exsenadora nacional Miriam Boyadjian.

El hombre se afincó en Río Grande en 1958 y unos años después conoció a la que sería su compañera de toda la vida. A la ciudad fueguina arribó después de encontrar un aviso clasificado, mientras estaba en Buenos Aires, en el que se buscaba un sastre para trabajar en una reconocida casa.

Luego, por hablar a la perfección tanto el francés como el inglés, fue convocado para trabajar en distintas empresas petroleras. También se desempeñó en la industria electrónica y terminó trabajando en una fábrica de escobas hasta el momento de su jubilación. Miriam era ama de casa y "una gran mujer", informaron los medios.

Tenían seis hijos, diez nietos y cuatro bisnietos. Nadie entiende cómo pudieron haberse contagiado. Habían cumplido el aislamiento. Solo debilitaron la minuciosidad del protocolo cuando Alexis González, uno de los hijos de Miriam, murió por coronavirus una semana antes. La sospecha de su contagio radica en las visitas y los deseos de condolencias de familiares,

Te Puede Interesar