Por falta de presupuesto

El Ministerio de Ciencia suspendió los proyectos bilaterales

La decisión significa la interrupción de planes de intercambio académico con países europeos que ya estaban pautados.
sábado, 25 de agosto de 2018 · 09:26

El Ministerio de Ciencia y Tecnología informó a investigadores del Conicet que las misiones asignadas en el marco de proyectos bilaterales se suspendían por falta de presupuesto. Los contratos, en algunos casos, fueron firmados a principios de 2018 y dejarán de pagarse. La decisión implica la interrupción de estadías de investigación y planes de intercambio académico que ya estaban pautadas con países europeos como Francia, Alemania y Suiza, en centros donde los científicos argentinos se capacitan.  

La cartera que conduce Lino Barañao –está ahí desde la creación del ministerio en 2007– culminó con los subsidios de la manera menos adecuada: de forma unilateral y por teléfono. “Me llamaron y me dijeron que por falta de presupuesto el contrato que se había aprobado a principios de año e incluía tres misiones (dos de Argentina hacia Francia y una a la inversa) quedaba suspendido. Ni siquiera pueden sostener contratos que firmaron este mismo año. No sé cómo vamos a seguir”, explicó Claudia Capurro, investigadora principal del Conicet en el Instituto de Fisiología y Biofísica Bernardo Houssay y docente de la UBA. Se refiere, en este caso, a ECO, el proyecto cuyo propósito central es el intercambio de recursos humanos y facilita que estudiantes de doctorado e investigadores consolidados de ambos países tengan la posibilidad de formarse en otros lugares y compartir conocimientos.

“En nuestro caso, del ministerio se comunicaron con los propios investigadores para decirles que se habían caído los contratos bilaterales con Francia. Lo que me parece tan terrible como sorprendente es que no hay ninguna comunicación por escrito. Además del ajuste brutal son irrespetuosos”, comentó Sebastián Uchitel, director del Instituto de Investigaciones en Ciencias de la Computación UBA-Conicet e ingeniero de software. 

Otro de los afectados fue el grupo de investigación que coordina Lucía Chemes, investigadora adjunta del Conicet y directora del Laboratorio de Estructura, Plasticidad y Función de Proteínas (Unsam). El proyecto suspendido, en este caso, es un subsidio de cooperación internacional –DAAD– con Alemania que consistía en cuatro viajes anuales por dos años. Comenzó en 2017 y restaban cubrir dos viajes: “Es una pena porque era muy competitivo. El año pasado, por ejemplo, permitió traer al país al Toby Gibson, un referente en el campo de la bioinformática a nivel mundial. Además logré organizar cursos para estudiantes de doctorado, especialistas en el estudio de proteínas de patógenos virales”, describió.

Los directores de 240 institutos científicos (más del 90% del total) plantearon esta semana, a través de una carta muy difundida en las redes, que el Conicet está al borde de la parálisis. En efecto, si bien como respuesta al reclamo de la comunidad las autoridades del ministerio anunciaron un aumento de 550 millones para el Consejo en septiembre, la suma resulta insuficiente para cubrir paritarias y nuevos ingresos. 

Fuente: Página 12