Procesamiento de Cristina Kirchner

La oposición cargó contra Bonadio

'Si Cristina quiso encubrir a los iraníes entonces Alfonsín quiso encubrir a los genocidas con la Obediencia Debida y nadie se animaría a decir eso', disparó el exjefe de Gabinete Alberto Fernández.
jueves, 07 de diciembre de 2017 · 18:45

No sólo dirigentes del kirchnerismo, sino referentes de otros sectores del arco opositor y de organizaciones sociales reaccionaron hoy ante los procesamientos y detenciones ordenadas por el juez federal Claudio Bonadio y cuestionaron su actuación en la causa por presunto encubrimiento del atentado a la AMIA.

"¿Traición a la Patria? Una locura que sólo un no-juez como Bonadio puede usar para hacer los deberes. Y vengarse", afirmó el diputado del Frente Renovador Felipe Solá, al evaluar la decisión del magistrado.

En redes sociales, el dirigente aliado a Sergio Massa dijo que el Memorándum de Entendimiento con Irán tuvo "pobreza de resultados" y que fue una "pésima idea" creando "una Comisión de la verdad absurda", aunque cuestionó con dureza lo decidido por Bonadio.

El exjefe de Gabinete Alberto Fernández también rechazo la decisión del juez y señaló que "la sociedad entera debe salir a la calle a reclamar por el Estado de Derecho".

"Si Cristina Kirchner quiso encubrir a los iraníes entonces (Raúl) Alfonsín quiso encubrir a los genocidas con la Obediencia Debida y nadie se animaría a decir eso de Alfonsín", dijo el dirigente peronista que en las últimas elecciones apoyó la candidatura de Florencio Randazzo.

Además, consideró "injusto lo que están haciendo con Cristina Kirchner" y advirtió: "Esto no es un problema de la política, es un problema de los ciudadanos. Hoy le toca a Cristina Kirchner y mañana le puede pasar a cualquiera de nosotros".

También Randazzo a través de las redes sociales remarcó, tal como lo había hecho en febrero de 2015, en que "la imputación a Cristina Kirchner por un Memorándum que fue público y ratificado por el Parlamento nacional es absolutamente un disparate".

Por su parte, la legisladora del Frente de Izquierda Myriam Bregman sostuvo en Twitter que Bonadio "toma una decisión política, no jurídica", al considerar que las medidas dispuestas "no buscan justicia en la causa AMIA", y señaló: "Tengamos acuerdo o no, el Memorándum fue votado por el Congreso, no es una medida judiciable".

El dirigente del mismo espacio Marcelo Ramal advirtió en declaraciones a Radio 10 que "estamos ante la construcción de un Estado de excepción" y consideró que la cuestión del Memorándum de Entendimiento con Irán es un tema "político" no judiciable.

"Nosotros en su momento criticamos el Memorándum con Irán", aclaró Ramal, aunque señaló que ese "es un debate político" en el que no debe intervenir la Justicia y evaluó que "la decisión de criminalizar la decisión política de un Estado es parte de un estado de excepción".

También el senador por Proyecto Sur Fernando "Pino" Solanas consideró "una aberración" la decisión de Bonadio, al considerar que "voltea el orden jurídico constitucional", y coincidió con sus pares de la oposición en que el Memorándum "no puede ser constitutivo de un delito, debido a que es una ley del Congreso".

"Si fuera delictivo serían cómplices todos los legisladores que la aprobaron", indicó Solanas y, respecto al pedido de desafuero de Cristina Kirchner, advirtió que "no resiste el menor análisis y es un disparate".

A su turno, la dirigente Vilma Ripoll se encargó de acercar la solidaridad del MST a la oficina del bloque FPV en el Congreso y advirtió: "Rechazamos toda persecución política y esta escalada autoritaria del gobierno macrista. Bonadio es un eterno felpudo del poder de turno. Ayer no investigó a Menem y a Corach, por lo cual fue separado de la causa AMIA. Y hoy es abiertamente funcional a Macri".

También el titular de Suteba, Roberto Baradel, advirtió que "se ha conformado una tríada entre el poder económico, jueces federales y el gobierno", y que el macrismo busca "deteriorar la democracia en Argentina".

"Hablaban de República y la han transformado en una Republiqueta", afirmó el dirigente, quien sostuvo que este Gobierno "no es una dictadura, pero en muchos aspectos se le empieza a parecer bastante", ya que "hay una restricción de los canales democráticos, de la división de poderes y nuevamente tenemos presos políticos".

La organización de derechos humanos HIJOS-Capital alertó por su parte en las redes sociales que hay "cada vez menos Estado de Derecho" y denunció que en la actualidad hay "jueces que sueltan a genocidas y jueces que persiguen a opositores", en alusión a la reciente excarcelación del partero de la ESMA, Jorge Magnacco.

El bloque de diputados del FpV–PJ también repudió el fallo de Bonadio y acusó al presidente Mauricio Macri de ser "el primer responsable de esta persecución".

"Hoy ser opositor en la Argentina significa estar en libertad condicional. Por cualquier motivo, en pocos meses, pueden denunciar, imputar de un delito, procesar y dictar la prisión preventiva a cualquiera que alce su voz contra las políticas del Gobierno de Macri", indicó el bloque que comenzará a ser conducido por Agustín Rossi.

En tanto, el Movimiento Evita emitió un comunicado en el que expresó su "absoluto repudio ante las detenciones arbitrarias que se vienen llevando a cabo, porque no respetan el debido proceso y carecen de sustento legal".

"Se encuadran en el marco de una persecución sistemática contra líderes de la oposición política, social y sindical, violando las garantías elementales que fija nuestra Constitución Nacional", agregó.

 

Otras Noticias