Manifestación pacífica

Un beso como símbolo de protesta contra la discriminación

Dos jóvenes se basaron luego de que una de ellas fuera echada de un bar por ser lesbiana. Hicieron la denuncia por el hecho.
martes, 6 de septiembre de 2016 · 15:18
Organizaciones representativas de la diversidad sexual participaron del "besazo" convocado frente a un conocido bar del barrio porteño de la Recoleta, donde el lunes pasado Belén Arenas denunció haber sido echada junto a su pareja por su condición de homosexual.

El "besazo" que había sido convocado a través de Facebook, fue apoyado por la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (LGBT) y otras organizaciones de la diversidad sexual. El mítico bar continuó atendiendo a sus parroquianos mientras en las veredas se concentraban los manifestantes. 

Arenas, de 25 años, bailarina y performer, recordó que el suceso que derivó en esta convocatoria ocurrió el lunes 29 de agosto entre las 23.10 y las 23.30.

Durante esta semana, Belén y su pareja radicaron la denuncia judicial por discriminación y recibieron el apoyo de numerosas organizaciones de la diversidad sexual, de derechos humanos y de aquellas que luchan contra todo tipo de discriminación. 

Otras Noticias