Por el derrame de cianuro en mina veladero

El Gobierno sanjuanino aseguró que no hubo contaminación

Sin embargo, anunció que las actividades se reanudarán cuando Barrick Gold construya un talud de tierra para la contención del sector.
sábado, 17 de septiembre de 2016 · 12:03
El gobierno de San Juan confirmó que "no hubo contaminación" con cianuro en el valle de lixiviación de la mina Valedero pero anunció que las actividades sólo se reanudarán cuando la empresa construya un talud de tierra que sirva de contención en el sector.

El ministro de Minería provincial, Alberto Hensel, y el subsecretario de Trabajo, Roberto Correa Esbry brindaron este viernes una conferencia de prensa donde el ministro aseguró en conferencia de prensa que "no se encontró presencia de cianuro en los lugares examinados" pero admitió que la salida de material cianurado fuera del valle de lixiviación, donde se separa el oro de la roca, fue concretamente por la falta de levantamiento de la altura de la berma", que es un talud de tierra que evita que el material en proceso salga de la zona segura.

Esa fue la conclusión a la que arribaron inspectores y funcionarios del gobierno sanjuanino llegó luego de que el gobernador de esa provincia Sergio Uñac sufriera agresiones en la localidad de Jáchal por parte de vecinos cuando intentó explicar lo que había ocurrido en la mina Veladero, a cargo de la compañía Barrick Gold.

Unos 100 metros cúbicos de material cianurado salió afuera del valle, se desparramó por una superficie de aproximadamente 200 metros cuadrados.

Ese lugar está a unos 400 metros del primer cauce de agua que luego deriva en el río Jachal, que es el canal Potrerillos.

"En su momento les dijimos que había que mejorar las bermas, se planteó la necesidad de hacer monitoreos cada dos horas y con comunicación diaria, hasta hablamos de instalar cámaras para suplir los inconvenientes que presenta muchas veces el clima", dijo el ministro.

Luego del incidente, autoridades de Minería y la cartera laboral provinciales se dirigieron hasta Veladero para verificar que el incidente en la mina no haya provocado daños en la salud e integridad física de los trabajadores, trabajo que se realizó con inspectores y profesionales de higiene y seguridad laboral.

"Las muestras, a la luz de los informes, indican que no ha habido presencia de cianuro en ninguno de estos puntos y hemos intimado a la empresa para que procesara al levantamiento de las bermas de manera de garantizar el funcionamiento del valle de lixiviación", indicó.

"Podemos comprobar y decir con certeza de que no hubo ningún daño en la salud de los trabajadores. A partir de esta inspección, los especialistas dejaron un pedido por escrito a la empresa para que presente un informe sobre cómo sucedió el incidente", indicó Correa Esbry. 

A su vez, desde la repartición estatal se exigió a la minera, en forma conjunta con las entidades sindicales, de que no se vean afectados los puestos de trabajo ni las condiciones laborales, una vez que el gobierno tomara la decisión de suspender las actividades, publica hoy el diario El Zonda.

Por su parte, el ministro Hensel sobre las sanciones a la empresa y en tal sentido dijo que no se fijaron plazos y la empresa aún no informa a partir de cuando comenzará a cumplir con los pedidos del Gobierno.

"Vamos a revisar todo, no solo las conductas de la empresa sino las responsabilidades en conjunto", dijo Hensel.

Sobre la forma de cómo se comunicó, el funcionario aclaró que "se tomó conocimiento del incidente el mismo día 8 (de septiembre) por parte de la Policía Minera".

"Se produce el hecho y comunican desde la mina que habían levantado todo el material que había salido del valle de lixiviación y que habían hecho los monitoreos, que a su vez, se iba a informar por escrito, tal como marca el protocolo, entonces, la Policía Minera se constituye en el lugar y confirman lo sucedido".

Hensel cuestionó la forma en que fue comunicado el hecho "que no contenía detalles de riesgo", motivo por el cual la Policía Minera llega a Veladero el día martes 13 de septiembre.

"Atendiendo a la mecánica de trabajo tendrán que presentar inmediatamente un plan que signifique cumplir con lo que se está pidiendo. Hoy no está del lado del Estado sino del lado de la empresa si de verdad le quiere dar continuidad a la explotación", concluyó.

Este viernes por la mañana el gobernador de San Juan, Sergio Uñac, fue agredido a huevazos y escupitajos en la localidad de Jáchal, cuando intentó infructuosamente dialogar con los vecinos apostados en la carpa de la Asamblea Jáchal No Se Toca, hasta donde llegó sin previo aviso "para dar la cara", según le dijo el mandatario a los concentrados.

Posteriormente Uñac se dirigió al departamento de Iglesia, donde se localiza la mina Veladero y allí sí pudo dialogar con el intendente Marcelo Marinero y un grupo de vecinos sin inconvenientes.

"Vamos a abrir la mina para que quien quiera sacarse las dudas, pueda hacerlo", afirmó allí Uñac y reiteró que su gobierno le impondrá "una multa ejemplificadora" a Barrick por el nuevo derrame, por lo que "lo van a pensar dos veces antes de dejar de hacer controles".

Otras Noticias