viernes 18 de noviembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
El juez ordenó que no podrá salir del país

Ordenaron detener a Bonafini y una movilización la respaldó

La titular de Madres de Plaza de Mayo resistió ayer su detención y acusó al gobierno de Macri con duros términos. Está investigada por el desvío de dinero.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Redacción El Ancasti
La Justicia ordenó ayer la detención de la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, en la causa que investiga irregularidades en el plan de viviendas Sueños Compartidos, situación que derivó en una multitudinaria movilización en respaldo de la dirigente, que realizó la tradicional ronda de los jueves alrededor de la Pirámide de Mayo.

La orden fue librada por el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi junto a la prohibición de salida del país, luego de que la líder de Madres no se presentara por segunda vez consecutiva a prestar declaración indagatoria en el marco de esa investigación por supuesto desvío de fondos públicos.

"Si nos quieren llevar presas, que nos lleven, acá estamos, no le tenemos miedo a estos hijos de puta", arremetió la referente de Derechos Humanos tras la ronda en la plaza, en la que estuvo acompañada por dirigentes del kirchnerismo y una nutrida presencia de militantes. 

En las primeras horas de la tarde, el magistrado declaró "en rebeldía" a Bonafini y dispuso un allanamiento en la sede de Madres de Plaza de Mayo, ubicada en Hipólito Yrigoyen 1584, hasta donde se dirigieron efectivos de la Policía Federal.

Allí se encontraba la presidenta de la asociación, que a bordo de una combi, que esquivó el operativo circulando por la vereda, eludió a los policías y llegó a la Plaza de Mayo para desarrollar la tradicional ronda de los jueves a las 15.
Bonafini iba acompañada en el vehículo por Andrés "Cuervo" Larroque, Martín Sabbatella, Hugo Yasky y Roberto Baradel, dirigentes a los que luego se sumaron en la plaza Oscar Parrilli, Axel Kicillof, Carlos Zannini, Ariel Basteiro, Luis D´Elía, Gabriel Mariotto y Mayra Mendoza, entre otros.

La noticia de que Martínez de Giorgi había ordenado la detención de la presidenta de Madres se confirmó a su llegada a la Pirámide de Mayo, por lo que se registraron momentos de nerviosismo y desconcierto, ya que los allegados a la referente de derechos humanos no sabían cómo podían desarrollarse los acontecimientos.
"Le quiero avisar a todo el mundo que la Justicia nos quiere detener", señaló Bonafini en la plaza, adonde habían comenzado a agolparse los militantes kirchneristas y quienes espontáneamente decidieron acercarse a expresarle su apoyo.

Sin presencia policial a la vista, la presidenta de la institución volvió a subirse a la combi y recorrió las doce cuadras que separan la plaza de la sede de Madres respaldada por una multitud, que cantó en contra del Gobierno de Mauricio Macri y a favor de la referente.

La marcha se extendió por aproximadamente una hora y media, y una vez en la casa de las Madres, Bonafini brindó otro discurso, muy breve, en el que agradeció el acompañamiento.

"La movilización es parte de nuestra decisión inclaudicable de que no sigan avanzando sobre nosotros, ya bastante hicieron en siete meses, así que Macri pará la mano", subrayó, ataviada por el tradicional pañuelo blanco en la cabeza y lentes de sol con marco rojo.

El juez federal Marcelo Martínez de Giorgi dispuso ayer por la tarde la prohibición de salida del país para la presidenta de Madres. Fuentes judiciales informaron a NA que el magistrado comunicó su decisión a la Dirección de Migraciones, imponiendo la prohibición a Bonafini para viajar al exterior.
 
En la causa se desviaron $200 millones

 La causa que demanda la presencia de Hebe Bonafini en la Justicia, es por el manejo irregular de fondos del programa Sueños Compartidos, que  fuera asignado a Madres de Plaza de Mayo durante el gobierno kirchnerista. 

El programa estaba dirigido por los hermanos Schoklender, acusados de ser parte de una asociación ilícita que habría desviado fondos públicos destinados a la construcción de viviendas sociales y del cual se comprobó que hubo un desvío de más de 200 millones de pesos con los fondos oficiales destinados a este plan.

En la investigación que tiene a cargo el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi están involucradas 43 personas, entre ellas, Sergio y Pablo Schoklender, el ex secretario de Obras Públicas, José López; el ex ministro de Planificación, Julio De Vido; y la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, sobre quien el magistrado libró este jueves una orden de detención, luego de que no asistiera al segundo llamado a declaración indagatoria.

Te Puede Interesar