Para los gremios ya alcanzan los 10.000

Buenos Aires: nuevas protestas por los despidos

Tres Ministerios fueron otra vez hoy escenario de fuertes protestas de trabajadores estatales luego de que se dispusieran nuevos despidos.
jueves, 31 de marzo de 2016 · 19:22
Tres Ministerios fueron otra vez hoy escenario de fuertes protestas de trabajadores estatales luego de que se dispusieran nuevos despidos, entre ellos al menos un centenar en la cartera de Hacienda y Finanzas, con lo cual los gremios denunciaron que en el sector público nacional ya se llevan registradas "10 mil cesantías".

El principal foco de conflicto este jueves se produjo en el Ministerio de Hacienda y Finanzas, donde los trabajadores se enteraron de los nuevos cien despidos a través de la Policía Federal que custodiaba los ingresos, por lo que tomaron el edificio ubicado frente a la Casa Rosada.

Pero también se realizaron protestas en otras dependencias estatales en las que hubo cesantías en los últimos días, entre ellos en Trabajo y en Justicia, donde ocuparon la entrada de los edificios en reclamo de sus puestos laborales.

Caras de desesperación y bronca se observaron en el único ingreso al Palacio de Hacienda que estaba habilitado (Balcarce 136) cuando los empleados llegaban, apoyaban sus tarjetas y la Policía les comunicaba no podían entrar porque habían sido cesanteados. 

Los despidos llegaron un día después de que los secretarios generales de las cinco centrales obreras del país (Hugo Moyano, Luis Barrionuevo, Antonio Caló, Hugo Yasky y Pablo Micheli) pidieran en el Congreso la emergencia laboral para frenar los despidos por al menos un año. 

Por su parte, ATE nacional resolvió en los últimos días convocar a un nuevo paro nacional para mediados de abril en reclamo por la reincorporación de los trabajadores despedidos.

Si bien no había números oficiales, los delegados aseguraron que sólo en Hacienda y Finanzas hay más de 600 trabajadores cuyos contratos fueron renovados en diciembre pasado sólo hasta el 31 de marzo, por lo que también podrían quedar afuera del Estado.

En declaraciones a NA, el secretario general de ATE, Hugo "Cachorro" Godoy, calculó en unos "10 mil" la cantidad de puestos laborales estatales del sector nacional que se eliminaron desde la asunción de Mauricio Macri, mientras que el Gobierno reconocía unos 6.500, antes de las cesantías que se produjeron esta semana. 

Voceros del Ministerio de Modernización que conduce Andrés Ibarra, en tanto, consideraron que "no son despidos" sino contratos que vencieron este 31 de marzo y no serán renovados por entender que el personal afectado no estaba ejerciendo funciones, y lo mismo ocurrirá en otras carteras. 

Ante la situación, los trabajadores del Palacio de Hacienda -liderados por los delegados- ingresaron a la sede por la puerta de Balcarce 136 y subieron por escalera hasta el quinto piso, donde el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, iba a dar una conferencia de prensa que finalmente debió ser trasladada a la Casa Rosada. 

Por la toma del Palacio, las autoridades de segunda línea que quedaban en el lugar -dado que no había ningún ministro presente- pidieron a los trabajadores que estaban en funciones que se retiraran porque no estaba garantizada la seguridad. 

Asimismo, ordenaron no dejar entrar a la prensa que había llegado sobre la hora prevista para la conferencia, aunque otros reporteros de canales de TV, movileros de radios y cronistas de la gráfica habían accedido más temprano y cubrieron la manifestación.  

Además, durante la jornada trabajadores de las carteras de Trabajo y de Justicia realizaron protestas en las respectivas sedes y luego marcharon junto con los de Hacienda al Ministerio de Modernización, organismo que está a cargo de las auditorías que definirán los despidos en el sector público y que la semana próxima podría comunicar los resultados de la primera etapa del relevamiento.

En la cartera de Justicia se llevaba adelante desde el miércoles por la noche un acampe en el edificio, mientras que en Trabajo también viene protestando desde ese día, cuando realizaron una "retención de tareas" en repudio a la cesantías de "más de 200" empleados, luego de que a última hora del martes recibieran la noticia, de manera extraoficial, de que no se renovarían contratos que vencían este jueves.

Pablo Almeyda, delegado de la comisión interna de ATE-CTA en el Palacio de Hacienda, dijo a NA que los despidos fueron sin preaviso y se quejó porque ningún funcionario "salió a dar la cara ante la desazón de los cesanteados". 

"Hacemos responsable de los despidos al ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, y al secretario Administrativo, Marcelo Eugenio Griffi. No permitiremos un sólo despido. Están echando gente con muchos años de antigüedad", afirmó el delegado. 

Lucía Canitroc, delegada de la secretaría de Política Económica, agregó en diálogo con NA que el 80% de los cesanteados tienen entre cuatro y quince años de antigüedad en sus puestos laborales, por lo que descartó que se trate de "ñoquis" que cobran un sueldo sin ir a trabajar. 

Más de

Otras Noticias