viernes 2 de diciembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Nova de Boudou

Declaró Agustina Kämpfer: dijo que las computadoras que le robaron eran suyas

La novia de Amado Boudou testificó ante el juez Julián Ercolini, que investiga un robo en un Audi y busca determinar si las máquinas tenían información del vicepresidente.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Redacción El Ancasti
Agustina Kämpfer, la novia del vicepresidente Amado Boudou, declaró ante la Justicia que era suya la información que tenían las computadoras que le robaron en julio pasado de un auto.

Poco menos de una hora duró su intervención con el juez Julián Ercolini en los tribunales de Comodoro Py. Allí llegó acompañada por el abogado Eduardo Durañona, también defensor del vicepresidente.

Ercolini citó a Kämpfer para que declare sobre el contenido de las dos máquinas y el disco rígido que le robaron el 13 de julio, día de la final del Mundial de Fútbol entre la Argentina y Alemania, en un automóvil Audi A4 del funcionario.

En la testimonial, Kämpfer "no consideró" que en las máquinas haya tenido información que tengan que ver con algún secreto de Estado, según supo LA NACION de fuentes judiciales. Aseguró que en las computadoras -dos Mac- no había información sensible vinculada al vice y que tampoco tenía habilitado el seguimiento por razones de privacidad

Según su denuncia, Kämpfer dejó estacionado el auto Audi A4 en la calle La Pampa entre Cuba y Vuelta de Obligado, en el barrio porteño de Belgrano, y al volver encontró roto el vidrio de la ventanilla trasera izquierda, de donde robaron un bolso que contenía dos computadoras y un disco rígido. También le sustrajeron un GPS.

Kämpfer dijo que fue "un hecho común" y contó que esa dirección visita a su hermana varias veces a la semana y siempre estaciona en el mismo lugar. Aclaró que nunca le habían robado antes.

Ratificó que lo primero que hizo apenas supo del hecho fue llamar a Boudou, quien se comunicó con su custodia y después fue al lugar y la acompañó a la comisaria 33 a hacer la denuncia.

 Para la Justicia no está claro cómo ocurrió ese episodio y si se trata eventualmente de un robo común o está vinculado con la actividad pública de Boudou. El fiscal de Cámara Germán Moldes, que argumentó para que la causa quede en la justicia federal al sospechar de que el asunto tienen ribetes institucionales, directamente dijo que sospecha que el robo no existió.

Las dudas del fiscal se basan en que el hecho denunciado no fue debidamente corroborado. Además, la actuación policial fue bastante escasa: no hay fotografías del hecho, hubo pocos detalles en la denuncia y cuando el vicepresidente se presentó en la comisaría para reclamar su Audi se lo dieron sin pestañear. Incluso un oficial entendió que el vehículo debía ser devuelto de inmediato a su dueño porque estaba protegido por la "inmunidad diplomática". Ni Agustina Kämpfer ni Boudou ostentan ningún cargo diplomático.

Te Puede Interesar