Alarma en el ministerio de educación por los casos de acoso

Admiten preocupación por la violencia escolar

Sileoni insistió en que es "decisiva la intervención del adulto" para frenar la violencia.
domingo, 18 de mayo de 2014 · 06:00

El ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, reveló ayer que están "preocupados" por los casos de violencia escolar que se conocieron en los últimos tiempos y advirtió que "algunos se pueden resolver y otros terminan en una vereda con un homicidio".

Sileoni calificó ese tipo de situaciones como algo "tremendo y muy doloroso" que significa "un retroceso".

"Es decisiva la intervención del adulto, que muchas veces reduce a la mitad estos hechos. También quiero decir que hay una infinita cantidad de incidentes pequeños que los educadores desarman y que son inaudibles, invisibles, que ocurren en los recreos y en las aulas", precisó el ministro.

De todas maneras, Sileoni sostuvo que están "preocupados por los (casos) que salen". Sostuvo que hicieron "investigaciones nacionales e internacionales" sobre esta problemática y estimó que "puede haber un incremento en el último tiempo de alguna circunstancia de este tipo".

"No hablamos de bullying porque tenemos una palabra castellana que es igualmente fuerte, que es 'acoso'. Exclusiones, insultos, burlas, gritos. Estas cuestiones se ven, se ven otras con armas de fuego en la escuelas. Sabemos que a pesar de que algunos videos sugieren otra cosas, es más frecuente en varones que en mujeres y se da más en el ciclo básico de la secundaria que en el ciclo superior", detalló.

Definió la violencia social como parte de "un clima de época" en el que "el diálogo ha perdido jerarquía y la reacción está mucho más cerca de la mano".

"El homicidio ya es de otro plano, pero sin llegar al homicidio, las reacciones violentas como las de dos chicas tomándose del pelo forma parte de una ausencia de diálogo del poder entender al otro. Esto no se da porque una es cheta o no, sino que el trasfondo es la incomunicación", evaluó.

Sileoni remarcó que en casos de acoso escolar "es inaceptable el rol de espectador", mientras que consideró un "trabajo interesante" la guía sobre "convivencia democrática" recientemente presentada, dirigida a escuelas de nivel inicial, primario y secundario, de gestión estatal como privada. 

"Es una iniciativa de nuestro Ministerio trabajada con las 24 jurisdicciones, que incluye una parte general de principios, como la garantía del derecho de enseñar y aprender, el valor de la prevención temprana y la necesidad de no negar los conflictos, ya que el conflicto pedagógico puede ser una oportunidad de crecimiento", sostuvo.

Indicó que el trabajo destaca la "necesidad de ratificar el vínculo asimétrico entre docentes y alumnos", al tiempo que precisó que "la escuela no se gobierna por una asamblea de docentes y alumnos, es gobernada por los adultos". 

"El mejor lugar del docente es sentirse diferente pero cercano. Está probado que se reduce sustantivamente la conflictividad con la aparición de un adulto que pone racionalidad, una palabra de tranquilidad e, inclusive, de justicia", añadió.

Sileoni advirtió que en esta iniciativa se habla "también de roles que mutan, que son contingentes, y no de perfiles". "No decimos tal niño es conflictivo, es mejor decirle a un pibe: 'Juan, hoy estás liero, hoy estás desobediente'. Es la diferencia entre 'estar' y 'ser' ", agregó.Por último, el funcionario precisó que el manual también contempla el rol de la familia. "La mesa familiar y la casa es el primer formador. Si el pibe vuelve a casa y dice 'hoy me pegaron', y el mensaje es 'matalo', la escuela tiene que desmontar después ladrillo por ladrillo esa construcción. Para ello el mensaje de los padres debe ser 'tratá de hablar con el otro', no 'matalo' ", finalizó.

Otras Noticias