miércoles 25 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Graves incidentes en Córdoba por un recorte jubilatorio

Se produjeron al mediodía mientras los legisladores trataban la polémica reforma jubilatoria, la que fue aprobada por la tarde. Hubo un saldo de 23 personas heridas, 16 de ellas policías, y 8 detenidos. La ley establece un recorte de entre el 22 y el 27 por ciento a las jubilaciones superiores a 5 mil pesos.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
31 de julio de 2008 - 00:00
La Legislatura de Córdoba aprobó ayer el polémico proyecto de recorte de haberes jubilatorios, pese a los violentos cruces entre columnas de trabajadores estatales y la Policía que dejaron como saldo a unas 23 personas heridas y otras 8 detenidas antes de la votación.

El proyecto impulsado por el bloque del gobernador Juan Schiaretti, que prevé un recorte a las jubilaciones superiores a los 5 mil pesos, logró ayer por la tarde mayoría parlamentaría para constituirse como ley, con 40 votos contra 28 de la oposición.

La ciudad de Córdoba se transformó desde el mediodía en una verdadera batalla campal entre un numeroso grupo de trabajadores estatales y la Policía, que dejó como saldo a unas 23 personas heridas, 16 de ellas efectivos, y otras 8 detenidas.

Los más de 20 gremios, que hicieron un paro general y se movilizaron por las calles de la ciudad, anunciaron tras la votación que realizarán cortes en las rutas a partir del sábado.

La ley establece un recorte de entre el 22 y el 27 por ciento a las jubilaciones superiores a 5 mil pesos, que serán devueltos con un título a cobrar en ocho años y con un mínimo interés, además de modificar la fórmula para el cálculo de haberes.

A pesar de los incidentes y mientras en las calles todavía resonaba el eco de los disparos de balas goma y piedrazos, la Legislatura siguió sesionando durante la tarde.

Los fuertes enfrentamientos entre los manifestantes y la Policía comenzaron cerca del mediodía en las inmediaciones de la Legislatura cordobesa.

Desde Buenos Aires se hicieron oír las voces de repudio de las centrales obreras CGT y CTA que advirtieron sobre la violenta represión de la administración cordobesa.Plaza destruida

A raíz de los disturbios, la Plaza San Martín quedó destruida por los manifestantes que arrojaron baldosas y bombas de estruendo cargadas con objetos contundentes como bulones, tuercas y clavos, y fueron respondidos con balas de goma por parte de los efectivos de la Policía.

Los enfrentamientos se dieron en medio de un creciente rumor que responsabilizaba a figuras cercanas al kirchnerismo y al juecismo de haber impulsado la dura protesta, producto de la distanciada relación entre Schiaretti y el gobierno nacional por el conflicto rural.

La gente está muy enojada por lo que quieren hacer con las jubilaciones, se quejó el titular de Luz y Fuerza, Juan Leyría, cuyo gremio aportó nutridas columnas de manifestantes para la protesta frente al palacio legislativo, donde por momentos se vivió un clima de guerra, que dejó un saldo de al menos 20 personas heridas, entre ellas 16 efectivos, y otras 8 arrestadas.

En la Legislatura la sesión continuó pese al pedido de la legisladora izquierdista Liliana Olivero de suspender el tratamiento de la ley.

En la zona sur de la ciudad, las medidas de fuerza de parte de empleados de Luz y Fuerza de la Usina de Villa Revol dejó sin fluido eléctrico a una vasta zona donde está ubicado el Polo Sanitario, el Hospital Infantil y la Casa de Gobierno, lo que provocó las quejas del ministro de Salud, Oscar González.

En las veredas del centro se detectaron rastros de sangre, lo que lleva a establecer que existen varios manifestantes heridos, aunque se desconoce el número ya que fueron evacuados por sus compañeros.

Desde la Unión Tranviarios Automotores (UTA), el secretario de prensa, Gustavo Peñaloza, anunció la decisión de suspender la circulación del transporte urbano de pasajeros, ante la falta de seguridad para que las unidades circulen con normalidad y sin riesgo de ser destruidas. El trasfondo político

El Gobierno provincial necesita aprobar las leyes de reforma previsional y tributaria por un faltante de caja, mientras espera que la Nación aporte unos 1.100 millones de pesos, trabados por la Casa Rosada luego de que el gobernador Juan Schiaretti y sus legisladores nacionales se pusieran de lado del campo en el conflicto por las retenciones móviles.

De acuerdo con datos suministrados por el ministro de Economía, Ángel Elettore, con las leyes que se tratan en la Legislatura la Provincia logrará recaudar 200 millones al subir la alícuota de Ingresos Brutos, y otros 200 millones recortando haberes jubilatorios que van de 5.000 a 22.840 pesos.

El polémico paquete, que causó el caos en el centro por las violentas protestas de manifestantes de varios gremios, también contempla reformas de fondo que había pedido el gobierno nacional mucho antes de que Schiaretti decidiera ponerse del lado del agro y defender los intereses del complejo agroalimentario provincial.

Entre estas modificaciones al sistema previsional, muchas pedidas por la Nación, figura un nuevo modo de medir el haber jubilatorio (antes era el último sueldo, es decir el mejor y ahora se promediarán los últimos cuatro años), y la necesidad de tener 15 años de aporte para poder jubilarse por la Caja de Córdoba.

Hay que recordar que la Provincia es una de las siete que no transfirió su Caja de Jubilaciones a la Nación durante la gestión de Carlos Menem, lo que devino en un complicado sistema de compensaciones por parte de la Nación que fueron firmados durante la gestión del ex gobernador José Manuel de la Sota.

Sin embargo, disgustó a la Nación que De la Sota haya utilizado la Caja para retirar de manera anticipada una gran cantidad de empleados, de modo de poder hacer ingresar a esos cargos a sus simpatizantes, lo que provocó un crecimiento de la cantidad de pasivos importante.

Mientras en el año 2000 había en Córdoba menos de 70 mil jubilados, en la actualidad casi llegan a 90.000, habiéndose retirado entre el 2003 y el 2006 más de 12 mil empleados, muchos de ellos de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba con jubilaciones superiores a los 5.000 pesos.

También utilizó el ex gobernador la Caja para otorgar importantes aumentos salariales, lo que provocó las críticas del gobierno nacional que sintió que debía subsidiar estos aumentos con sus arcas, en especial el último realizado por De la Sota meses antes de dejar el gobierno reestableciendo el 82 por ciento móvil a todos los jubilados.

Esta situación motivó que ya antes de finalizar su mandato De la Sota, la Nación dejara de enviar los fondos a Córdoba, profundizando el déficit de la Caja que a esta altura ya es insostenible: 1.500 millones según la Provincia.

Muchos nervios en la sesión

CÓRDOBA- Tras una dura sesión, el oficialismo logró aprobar ayer el polémico proyecto de ley para recortar las jubilaciones que impulsó el gobernador Juan Schiaretti.

Mientras en las calles cordobesas se levantaba una tormenta de balas de gomas y piedras, en la Legislatura la socialista Liliana Olivero pidió que se suspenda el tratamiento de la ley, pero el oficialismo con mayoría insistió en continuar hasta terminar la votación.

Pasadas las 18, el proyecto se transformó en ley con el apoyo de 40 votos y el rechazo de otros 28.

La aprobación se logró con el voto de los 37 legisladores del bloque oficialista Unión por Córdoba - Frente para la Victoria (UPC - FpV) y tres unipersonales, Kasem Dandach del bloque Movimiento de Acción Vecinal (MAV), José Villena del Movimiento Patriótico (MP) y Raúl Albarración, de Recrear.

En contra lo hicieron 11 legisladores del Frente Cívico y Social de Luis Juez, los 12 de la Unión Cívica Radical (UCR), 2 de la Concertación Plural (kirchneristas), uno de Omar Ruiz del ARI, otro de Modesta Genesio de Stabio del Vecinalismo Independiente, y de José Maiocco de la Unión Vecinal Federal.

La oposición iba a acumular 30 votos en contra, pero finalmente la socialista Olivero abandonó la sesión, junto con el juecista Augusto Aras.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar