sábado 28 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

De Vido anunció una modificación del régimen tarifario eléctrico para los que más consumen

Afectarán a los usuarios que consuman más de 600 kilowatts por bimestre, que actualmente constituyen el 24% del total, a quienes se les aplicará aumentos de a partir de 8%. De esa forma, el Ejecutivo busca profundizar la redistribución del ingreso y el uso racional de la energía.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
30 de julio de 2008 - 00:00
(Télam) - El Gobierno nacional anunció este miércoles un incremento diferenciado de tarifas eléctricas del 21 por ciento promedio a partir del 1 de julio, excluyendo de esta modificación al 76 por ciento de los hogares que consumen menos de 650 kilovatios por bimestre.

El 24 por ciento de los usuarios, algo más de 1,6 millones de clientes a los que se le aplicarán aumentos, consume el 50 por ciento total de la energía del país, mientras que el otro 76 por ciento consume el 50 por ciento restante, precisó el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, al hacer el anuncio.

Estos aumentos regirán para ese 24 por ciento de usuarios abastecidos por las distribuidoras Edenor, Edelap y Edesur y la transportadora Transener, precisó el funcionario durante una conferencia de prensa llevada a cabo en la sede de la cartera.

De Vido recordó que estos servicios no se ajustaban desde 2001, e indicó que el aumento promedio para la industria y el comercio es del 10 por ciento, servicio que sí se había tocado en el 2006, en tanto que el alumbrado público -aclaró- queda excluido de estos incrementos.

También anunció la suspensión de los premios, no los castigos a los usuarios residenciales con consumos mayores a 1.000 kilowatios por bimestre, que representan el 9 por ciento de los clientes residenciales y el 30 por ciento del consumo eléctrico residencial.

Y lo mismo rige para los usuarios de gas que consuman por arriba de los 1.000 metros cúbicos/año, agregó el funcionario e indicó que el ENARGAS emitirá el comunicado correspondiente.

El titular de Planificación aclaró que en el caso del gas hablamos exclusivamente del plan de premios y castigos.

Las tarifas de gas no se modifican con esto que estoy anunciando hoy, enfatizó De Vido, y remarcó: Las tarifas son las mismas.

Aseguró que sí se mantendrán los castigos por aumentos de consumo del bimestre anterior e indicó que ahora en los dos casos, si bajaran de los 1.000 kilowatts o 1.000 metros cúbicos, accederán a esos premios. Eso es tender a que baje el consumo.

El objetivo de esta modificación tarifaria apunta, esencialmente, a evitar la aplicación de nuevos subsidios, mejorar la redistribución del ingreso y al uso racional de la energía eléctrica, explicó De Vido durante la conferencia de prensa.

Acompañaban al ministro, el secretario de Energía, Daniel Cameron; el subsecretario del área, Luis Beurett; el presidente del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), Mario De Casas, y el titular del gremio de Luz y Fuerza, Oscar Lescano. De Vido aclaró que queremos cumplir con el compromiso de distribuir los costos de las nuevas inversiones entre los hogares de mayor consumo y mayor poder adquisitivo, evitando en ese esfuerzo la participación de los hogares de menores recursos y profundizando así el proceso de redistribución del ingreso.

El ministro recordó, además, que se invertirán más de 6.000 millones de dólares en materia energética en los próximos diez años, para duplicar la actual capacidad de distribución.

Enumeró al respecto que incrementamos la oferta de generación eléctrica en 16% desde mayo de 2003 a la fecha; en 12% el transporte de electricidad, sin contar las obras que están empezadas; y 7 % la capacidad de transporte de gas, que esperamos llevar a 20 % el año próximo con el cruce de Magallanes.

Mencionó además como obras significativas a la estación transformadora Oscar Smith, la conexión de alta tensión de las centrales de Puerto y Costanera a la subestación Malaver, la puesta en marcha de 2.800 kilómetros de redes de alta, media y baja tensión y la instalación de 195.000 nuevos medidores.

Los hogares que consuman hasta 650 kilovatios no tendrán incremento y luego las subas serán escalonadas de acuerdo al siguiente rango: entre 651 y 800 kwh, 10 por ciento; de 801 a 900, 15 por ciento; de 901 a 1000, 20 por ciento; de 1001 a 1200, 25 por ciento; y por arriba de 1201 la suba será del 30 por ciento.

Según un trabajo distribuido por el Ministerio de Planificación, el equipamiento típico de un cliente residencial con consumo de 650 kwh/bimestre incluye una heladera con freezer, un aire acondicionado, un lavarropas, dos TV de 29 pulgadas, un microondas, una plancha, doce lámparas incandescentes de 40 w, diez lámparas de bajo consumo, una computadora, un minicomponente, 2 reproductores de video y una aspiradora.

El ministro De Vido remarcó que la tarifa de energía eléctrica es la más baja de la región y no pasó por alto que en comparación con Brasil es diez veces más baja, como así también se encuentra por debajo de Chile y Uruguay.

En cuanto a la evolución del Programa Nacional de Uso Racional y Eficiente de la Energía (PRONUREE) lanzado en diciembre de 2007, remarcó que a la fecha se han entregado 2.500.000 lámparas de bajo consumo en todo el territorio nacional, lográndose una reducción de demanda de aproximadamente 120 megavatios.

Finalmente, el ministro de Planificación adelantó que está trabajando con el ENRE para poder acordar con las empresas en marzo de 2009 una RTI (tarifa integral) que va a significar un cuadro tarifario más equilibrado.
Seguí leyendo

Te Puede Interesar