lunes 23 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Una familia tipo necesitó 861,18 pesos para vivir

Un matrimonio con dos hijos para alimentarse y no caer en la indigencia debió recibir el mes pasado 391,44 pesos. El INDEC informó que los salarios aumentaron 1,9 por ciento en promedio durante julio.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
8 de septiembre de 2006 - 00:00
Una familia tipo necesitó reunir 861,18 pesos durante agosto para superar la pobreza, lo que representa un alza de 0,25 por ciento en relación con julio, según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Éste es el valor que alcanzó la Canasta Básica Total (CBT), la cual está compuesta por alimentos y servicios mínimos para asegurar la subsistencia de un grupo compuesto por un matrimonio y dos hijos.

Desde enero la CBT acumuló un alza de 3,56 por ciento, impulsada fundamentalmente por el incremento de los servicios no regulados, cuyo ritmo de crecimiento duplica al de los bienes.

La Canasta Básica Alimentaria (CBA) -con la que se mide el límite de la indigencia- aumentó 0,3 por ciento, ubicándose en 391,44 pesos. En ocho meses la CBA subió sólo 1,7 por ciento.

Esta canasta está integrada sólo por los productos que una familia tipo necesita para asegurar los requerimientos de alimentación básica.

En agosto la tasa de inflación fue de 0,6 por ciento, a partir de subas de 0,4 por ciento en bienes y 0,8 por ciento en servicios.

En lo que va del año, los aumentos fueron de 4,9 y 9 por ciento, respectivamente, lo cual confirma los distintos comportamientos y explican las diferencias de incrementos entre la CBA y la CBT.

Ambas tienen además un ritmo muy inferior al costo de vida total, ya que los productos alimenticios que las integran están dentro de los acuerdos de precios.

De acuerdo a la información publicada por el INDEC el rubro alimentos en general tuvo un alza promedio de 0,8 por ciento en agosto y por ende que la CBA haya aumentado apenas 0,3 por ciento permite suponer que los productos que no están alcanzados por los convenios sufren una suba de precios mayor.

La mayor incidencia estuvo dada por las subas en productos frescos como frutas y verduras.

Las frutas subieron 2,4 por ciento, por alzas de 3 por ciento en manzana y 0,8 por ciento en limón, las que fueron parcialmente compensadas por bajas de 1,8 por ciento en naranja y 5,8 por ciento en banana. Los duraznos en conserva no mostraron cambios.

En verduras sobresalió el encarecimiento del zapallito que subió 44,2 por ciento; le siguieron el tomate redondo (5 por ciento), lechuga (1,4 por ciento) y zanahoria (0,9 por ciento). Por otro lado se detectaron caídas en papa (2,4 por ciento) y cebolla (2 por ciento).

En la carne hubo comportamientos dispares de acuerdo a los distintos cortes.

Hubo aumentos en cuadril (0,9 por ciento) y paleta (0,1 por ciento) y disminuciones de precios en carne picada (0,5 por ciento), asado, (0,1 por ciento), bife angosto (0,1 por ciento) y nalga (0,1 por ciento)

El pollo entero mostró un avance de 2,1 por ciento, mientras que el pescado continuó con la tendencia y subió en igual porcentaje sumando desde enero un incremento de 14,5 por ciento.

Dentro de los panificados, el pan francés subió 0,8 por ciento, las facturas 0,7 por ciento y la galletitas de agua 1,1 por ciento.

Los lácteos tuvieron un comportamiento dispar. Se detectaron incrementos en leche en polvo descremada (0,2 por ciento y manteca (0,4 por ciento), y bajas en queso crema (2,1 por ciento), yogur (0,9 por ciento), huevos (0,8 por ciento y dulce de leche (0,3 por ciento).

Te Puede Interesar