sábado 28 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Investigan fallas de controles aéreos

Declaró Enrique Piñeyro. Además de piloto es autor y actor de un documental sobre la aviación. Continuarán en la búsqueda de prueba documental para avalar la denuncia contra los controladores de vuelo de la Fuerza Aérea Argentina.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
5 de septiembre de 2006 - 00:00
El fiscal federal Carlos Rívolo realizará una pesquisa preliminar para solicitar posteriormente que un juez investigue fallas en los controles del espacio aéreo aerocomercial, en el marco de una nueva causa judicial que resolvió impulsar de oficio.

Rívolo resolvió abrir una investigación preliminar que incluirá declaraciones testimoniales, recolección de documentos y otros elementos de prueba, tras escuchar ayer como testigo durante casi cuatro horas al cineasta Enrique Piñeyro, quien acaba de estrenar un film sobre el tema.

Según explicaron a Télam fuentes judiciales, el fiscal está facultado para ordenar medidas de prueba por iniciativa propia -sin orden judicial- en base al artículo 26 de la ley del Ministerio Público Fiscal.

Piñeyro se presentó ayer a las 11.30 como testigo en la pesquisa preliminar que ya abrió Rívolo, un fiscal que intervino en la causa por la tragedia de un avión de Lapa en el Aeroparque porteño.

El cineasta llevó al fiscal una copia de su película y declaró hasta pasadas las 15, cuando abandonó el quinto piso de los tribunales federales de Retiro.

"Fue un testimonio fuerte", explicaron las fuentes, aunque el fiscal continuará en la búsqueda de prueba documental para avalar la denuncia contra los controladores de vuelo de la Fuerza Aérea Argentina, que hasta ahora fiscalizan la aviación comercial.

Una vez que concluya la investigación preliminar, Rívolo presentará una denuncia propia para que la Cámara Federal sortee un juez que se ocupe de la causa.

Piñeyro denunció las anomalías en el control del espacio aerocomercial en su película "Fuerza Aérea Sociedad Anónima".

A su llegada a los tribunales, el cineasta calificó como un "paso gigantesco" la desmilitarización del control del tráfico aéreo porque "la Fuerza Aérea no tiene nada que hacer en la aviación civil", según dijo a la prensa.

Las denuncias por irregularidades en los controles habían llegado ya a los tribunales el 22 de diciembre de 2000, cuando el fiscal Rívolo -junto al entonces juez federal Gustavo Literas- formularon serias advertencias en el marco de la causa por el accidente del avión de LAPA.

En aquella ocasión el magistrado había dirigido sendos oficios a los entonces ministros de Defensa Ricardo López Murphy, de Economía, José Luis Machinea; de Trabajo, Patricia Bullrich; poniéndolos al tanto de diversas anomalías que reflejaban "importantes falencias" en el aeroparque metropolitano Jorge Newbery.

Al ex ministro de Defensa y al ex titular del Palacio de Hacienda delarruistas les enumeraba las "falencias operativas detectadas en el seno de la Fuerza Aérea", muchas de las cuales "se deben a cuestiones de índole económica y presupuestaria".

A la ex ministra de Trabajo se la notificó de una denuncia judicial por presunto incumplimiento de los deberes de funcionario público de los responsables de esa cartera encargados del control de las vacaciones de los pilotos, tal como se desprendía de los legajos secuestrados en esa causa.

A los entonces jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea, brigadier general Barbero y al ex comandante de regiones aéreas brigadier Horacio Orefice, se les notificó las "falencias operativas" del Aeroparque que "hacen peligrar la seguridad aérea de dicho aeropuerto en las operaciones de despegue y aterrizaje".

Al entonces jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Aníbal Ibarra, se le advirtió que la instalación, en inmediaciones de la terminal aérea, las estaciones de servicio, negocios gastronómicos y un golf que hacían “peligrarla seguridad en las operaciones de despegue y aterrizaje”.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar