domingo 16 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Inhumaron los restos de Gorriarán

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
25 de septiembre de 2006 - 00:00
BUENOS AIRES- Los restos de Enrique Gorriarán Merlo, uno de los líderes de la guerrilla marxista nucleada en el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) durante la década del 70, fueron sepultados ayer en el cementerio de la Chacarita.

De la ceremonia realizada en el sector 8 del cementerio participaron allegados y familiares, entre ellos sus hijas Adriana y Cecilia, quienes viajaron desde Nicaragua, donde habían recibido el viernes la noticia del deceso.

Según pudo reconstruir la agencia DyN, Luis Cabrera, del Movimiento Sandinista Nicaragüense, leyó una proclama en la que recordó la activa participación de Gorriarán Merlo en los procesos revolucionarios que tuvieron lugar en América Latina hace 30 años.

El ex dirigente guerrillero siempre reivindicó haber dirigido el operativo en que fue muerto el ex dictador nicaragüense Anastasio Somoza en Paraguay el 17 de septiembre de 1980.

Gorriarán Merlo tenía 64 años y murió el viernes pasado en el Hospital Argerich tras un paro cardiorrespiratorio ocasionado por la rotura de un aneurisma en la aorta abdominal.

Antes de su traslado a la Chacarita, los restos del dirigente del ERP fueron velados en una sala de avenida Córdoba 3677, por donde pasaron dirigentes y militantes de izquierda, entre ellos el secretario general del Partido Comunista, Patricio Echegaray, y el diputado kirchnerista y ex miembro de la conducción de Montoneros Miguel Ovnazo.

La muerte encontró a Gorriarán Merlo cuando trabajaba en un documental sobre Ernesto "Che" Guevara que pensaba presentar el 7 de octubre próximo en ocasión de inaugurar la filial porteña del Partido del Trabajo y el Desarrollo, agrupación con base en Santa Fe con la cual intentó volver a participar en política.

En su última entrevista, concedida el 16 de agosto pasado a un periodista marplatense y que publicó ayer el matutino Página 12, Gorriarán Merlo volvió a justificar la lucha armada de los 70 al sostener que "no había ninguna otra posibilidad de enfrentar a la dictadura".

"Nos decidimos abiertamente por la lucha armada cuando vimos que no había ninguna otra posibilidad de enfrentar a la dictadura, que tenía una particularidad respecto de las anteriores: se planteaba dentro del concepto de la Doctrina de Seguridad Nacional, impulsada por los Estados Unidos, sin plazos sino objetivos , pensando en veinte años" en el poder, había dicho Gorriarán Merlo hace poco más de un mes.

La controversia que siempre rodeó a "El pelado", "Ricardo", "Comandante Ángel" o "José Miguel Marín", tal los alías con que se lo conoció, se potenció en enero de 1989 cuando, al frente del Movimiento Todos por la Patria (MTP) copó el regimiento de La Tablada. Esa incursión terminó con 39 muertos, 28 de ellos militantes del MTP y 11 militares y policías.

Gorriarán Merlo huyó a México desde donde se encargó de remarcar que el copamiento del regimiento de La Tablada se realizó para impedir un golpe cívico-militar que, según su teoría, coordinaban el ex presidente Carlos Menem y el ex carapintada Mohamed Alí Seineldín.
Temas

Te Puede Interesar