viernes 28 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Resultado “positivo”

Se destacó la “buena recepción del mundo de los negocios” que tuvo la delegación argentina. Uno de los puntos que se destacó fue el encuentro de Kirchner con el premier italiano Romano Prodi.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
24 de septiembre de 2006 - 00:00
El Gobierno evaluó ayer como "muy positiva" la gira que cerró el presidente Néstor Kirchner y su comitiva en Nueva York, y destacó la "buena recepción del mundo de los negocios" que tuvo la delegación argentina que viajó para atraer inversiones y participar de la Asamblea General de la ONU.

Para el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, uno de los funcionarios que integró la nutrida delegación oficial, el encuentro de Kirchner con el premier italiano Romano Prodi fue otro de los logros del viaje, porque permitió "reencauzar la relación" con ese país europeo.

Fernández consideró además que el Ejecutivo argentino tiene "una relación madura" con el gobierno de George W. Bush, pero, al mismo tiempo, sostuvo que "hay que respetar las diferencias y profundizar los puntos de encuentro", según dijo en declaraciones a radio Mitre.

Kirchner arribó poco antes de las 9 al aeropuerto internacional de Ezeiza y de allí se dirigió con su esposa, Cristina Fernández, a la residencia de Olivos.

Aunque no viajó a los Estados Unidos, el vicepresidente Daniel Scioli remarcó la importancia de la visita porque permitió demostrar lo "sólida" y "competitiva" que es la economía argentina ante los inversores "que toman las grandes decisiones" del mundo.

En su análisis, Scioli subrayó además la participación del Presidente en la sesión bursátil de Wall Street y lo consideró "la respuesta más contundente sobre el rumbo de la economía" del país.

Al ser consultado sobre la posible dificultad que significaría mantener en paralelo buenas relaciones con Estados Unidos y Venezuela, desestimó esa alternativa y aclaró que el Gobierno no quiere "ni un modelo venezolano ni un modelo americano", sino un "modelo argentino".

"Tratamos de tener relaciones de interés de nuestro país con distintos países, entre ellos Venezuela, la Unión Europea, Estados Unidos o Brasil, para encontrar maneras de aumentar nuestro comercio", comentó el funcionario en declaraciones a Radio 10 y América.

Según Scioli, fue "muy positiva" la visita de Kirchner a los Estados Unidos, porque "hubo una oportunidad de exponer en el corazón donde se toman grandes decisiones en el mundo" y se pudo mostrar "lo sólido y lo competitivo de nuestra economía".

El gobernador de Mendoza, el radical Julio Cobos, quien aprovechó el viaje para negociar nuevas inversiones para su provincia, resaltó también la "confianza notoria" que depositó en la Argentina el "sector" privado de los Estados Unidos. Sin embargo, juzgó necesario "afianzar más las relaciones institucionales con el sector político" de ese país y, en ese sentido, recordó que "a eso se refería Kirchner cuando habló del nuevo rol que debe cumplir el FMI".
Temas

Te Puede Interesar