miércoles 26 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Procesaron a Galeano, Anzorreguy y Beraja

El juez también imputó al destituido magistrado por coacción reiterada, falsedad ideológica, prevaricato y privación ilegal de la libertad. Le prohibieron salir del país sin autorización.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
20 de septiembre de 2006 - 00:00
El ex juez federal Juan José Galeano, el ex jefe de la SIDE en el menemismo Hugo Anzorreguy y el ex titular de la DAIA Rubén Beraja fueron procesados ayer por el delito de "peculado" a raíz del pago ilegal de 400 mil dólares al ex detenido de la causa AMIA Carlos Telleldín.

En una durísima resolución de 480 páginas a la que accedió Télam, el juez federal Ariel Lijo imputó también al destituido ex juez Galeano por coacción reiterada en dos oportunidades, falsedad ideológica, prevaricato y privación ilegal de la libertad agravada en cuatro casos y lo embargó por tres millones de pesos.

"Se inventó prueba falsa, es decir más allá de la forma en que se obtuvo, era en sí misma irreal", consideró Lijo sobre el accionar en la causa y advirtió que Galeano "frustró de modo terminante la determinación de la verdad".

Según fuentes judiciales, esta sumatoria de delitos prevé en el caso de Galeano penas de 2 a 54 años de cárcel si la causa llega a juicio oral y resulta condenado.

El magistrado prohibió al destituido juez salir del país sin autorización aunque evitó ordenar la prisión preventiva de los procesados por entender que no hay riesgo de fuga ni de entorpecimiento de la pesquisa.

Galeano deberá además someterse a un careo con un ex prosecretario de su juzgado, Claudio Lifchitz, el primero en denunciar las maniobras que ocurrían en la causa por el atentado cometido el 18 de julio de 1994.

El ex juez "incorporó al proceso información falsa" para "vincular a la investigación a personas respecto de las cuales no existía una real sospecha ya que, en este caso, el objetivo no era esclarecer fehacientemente el atentado y descubrir a sus autores sino el de involucrar a ciertas personas a la investigación, de cualquier forma", sostuvo Lijo.

El magistrado procesó también por peculado a Anzorreguy, al ex titular de la DAIA Rubén Beraja, a los ex agentes de inteligencia Patricio Finnen y Alejandro Brouson, todos embargados por un millón y medio de pesos.

Esa misma decisión tomó para con el ex detenido Carlos Telleldín, su ex abogado Víctor Stinfale y su ex mujer Ana Boragni, embargados en 300 mil pesos cada uno.

En cuanto a los ex fiscales del caso, Eamon Mullen y José Barbaccia dispuso profundizar la pesquisa en torno a si supieron o no del pago secreto de 400 mil dólares a Telleldín a cambio de una declaración contra policías bonaerenses en 1996, pero por el momento entendió carecer de pruebas para procesarlos por este delito.

Al igual que Galeano, los ex fiscales sí quedaron imputados y embargados por 500 mil pesos cada uno a raíz de la privación ilegítima de la libertad agravada en cuatro oportunidades, por haber avalado la detención de los ex policías bonaerenses Juan José Ribelli, Anastasio Leal, Raúl Bareiro y Raúl Ibarra en base a pruebas obtenidas de manera "irregular".

Galeano "sabía de las irregularidades y falsedades y sin embargo desarrolló los actos como si fueran normales", consideró el magistrado, que hizo lugar a los pedidos de procesamiento de la fiscalía y de la Oficina Anticorrupción, querellante en la causa.

En el caso de Anzorreguy, el juez entendió que el ex titular de la Secretaría de Inteligencia del Estado actuó en conjunto con Galeano y cometió peculado, es decir sustracción de fondos públicos, al suministrar los 400 mil dólares pagados a Telleldín en 1996.

El ex funcionario menemista fue embargado por un millón de pesos al igual que los también procesados por peculado Patricio Finnen y Alejandro Brousson, dos ex agentes de la SIDE que trabajaron con él y fueron los encargados operativos del pago, que Lijo consideró probado e "ilegal".

"Se aprecia una clara distribución de tareas entre Galeano y Anzorreguy", quien "puso a disposición el personal necesario y el equipo suficiente" tanto para concretar el pago a Telleldín como para las gestiones que lo precedieron.

El pago se realizó "con fondos aportados por Hugo Anzorreguy perteneciente a la SIDE", concluyó Lijo, quien consideró probado que todos los involucrados conocían "la finalidad y las circunstancias que rodearon dicha maniobra".

Sobre Beraja, el juez entendió que el ex líder comunitario "estaba al tanto de las negociaciones que estaba realizando Galeano con Telleldín y las condiciones que exigía este último para poder concretar su declaración”.
Temas

Te Puede Interesar